lunes, 13 de abril de 2009

Estudio Completo del libro de Isaias


ISAIAS EL LIBRO
El Primer libro de los «profetas mayores», llamado por los Padres «el Evangelio según San Isaías», ya que su autor fue considerado «el profeta evangélico». Predice detalladamente el nacimiento de Emanuel (Dios con nosotros), su vida benéfica, su muerte propiciatoria, su resurrección y su reino triunfante y eterno (9.6, 7; 11.1–10; 52.13–53.12). Su pureza, la belleza de su estilo y el maravilloso cumplimiento de sus profecías relativas al Mesías, le dan la preeminencia entre los escritos de los profetas y poetas hebreos.

Estructura Del Libro
Los descubrimientos de Qumrán (donde se han encontrado manuscritos de Isaías que se remontan a ca. 100 a.C.) permiten comprender mejor la estructura del libro. En el texto más completo del Isaías hallado en Qumrán se encuentra una división principal entre los caps. 33 y 34. Esto sugiere un libro dividido en dos partes principales (al estilo de Lc, Hch). Algunos eruditos proponen ahora un análisis de los dos tomos en secciones paralelas, de la siguiente manera:
Ruina y restauración, 1–5, 34 y 35
Material biográfico, 6–8, 36–39
Bendición y juicio, 9–12, 40–45
Profecías contra poderes extranjeros, 13–23, 46–48
Juicio universal y la salvación de Israel, 24–27, 49–55
Sermones éticos, 28–31, 56–59
Restauración de la nación, 32 y 33, 60–66
Según Harrison, este orden no es obra del profeta mismo, sino que representa la labor de ciertos redactores de una antología de materia isaínica.
Autor Y Fecha
Historia reciente de los estudios sobre Isaías
Hasta 1775 la iglesia cristiana aceptó la tradición judía según la cual el libro lo escribió totalmente el profeta Isaías, quién ministró del 740–760 a.C. El primero que pensó en la posibilidad de más de un autor parece haber sido un judío español, Moisés Ibn Chiquitilla, cordobés del siglo II d.C. Él sugirió que Isaías 40–66 lo escribió un profeta que vivió al final del cautiverio en Babilonia (es decir, ca. 550 a.C.). Después, empezando con el comentario de Doederlein (l775) y la introducción de Eichhorn (l780-83), un creciente número de eruditos postuló como autor de los caps. 40–66, y de ciertas porciones en los caps. 13–39, a un «segundo Isaías» que viviera en el cautiverio ca. 550 a.C.
A través del siglo XIX la hipótesis del Deuteroisaías se vio impulsada por el desarrollo de las ciencias literarias e históricas, pero generalmente los eruditos conservadores seguían defendiendo la teoría tradicional. Sin embargo, en l889 Franz Delitzsch, uno de los eruditos conservadores más prestigiosos del siglo, anunció su aceptación de la nueva teoría en la cuarta y última edición de su gran comentario sobre Isaías (Tomo I, pp. 36–41; Tomo II, pp. 120–133, en inglés).
Bernard L. Duhm en l892 propuso un tercero o Tritoisaías como autor de los caps. 56–66. Hoy muchos exégetas, incluso algunos conservadores, opinan que el libro no solo lo escribió el gran profeta del siglo VIII, sino también algunos de sus discípulos (8.16) que vivían durante el cautiverio (caps. 40–55, etc.) y después de él (caps. 56–66, en gran parte).


Argumentos a favor de un solo autor
1. Empezando con el libro apócrifo Eclesiástico (escrito ca. l80 a.C; cf. 48.22–25), la tradición judaica ha sostenido que el Isaías del siglo VIII escribió todo el libro. Sin embargo, la tradición judaica no puede considerarse como más autoritativa para el cristiano (Mc 7.8, 9) que las pruebas internas del estudio científico del libro mismo. El valor de la tradición disminuye especialmente cuando se remonta a documentos escritos siglos después del controvertido libro.
2. Los escritos del Nuevo Testamento (y aun Cristo mismo) introducen sus citas de varias partes de Isaías con frases como «Isaías dijo» (Jn 12.38–41; Ro 9.27–29; 10.20s, etc.), sin sugerir nunca una diversidad de autores para Isaías. Sin duda este hecho ha influido más que otros en los que han querido defender la veracidad de la Biblia. No obstante, debemos notar los siguientes factores:
(a) En las veintiuna veces que los autores del Nuevo Testamento citan a Isaías, solamente utilizan once versículos de Isaías 40–66 con frases como «Isaías dijo». Es decir, estos versículos representan un pequeño núcleo de un mismo profeta y, por tanto, no muestran necesariamente que todo el contenido de los veintiséis capítulos viniera de él.
(b) La manera de concebir los estudios de carácter histórico-literario en la época moderna. Ya en el siglo XIX Delitzsch reconoció que estos estudios habían alcanzado «la eminencia de una ciencia» (I, 38) y por eso los trató con todo respeto. Sin embargo, no aceptaba muchas de sus conclusiones como irrevocables, ya que se basaban más en presuposiciones no cristianas que en pruebas sólidas y bien interpretadas.
(c) Otro factor básico es el concepto que se tenga de la inspiración bíblica. La inerrancia de las Escrituras, según las teologías ortodoxas, se refiere a la plena veracidad de la enseñanza del texto, es decir, a lo que el autor quiere comunicar y patentizar. Es obvio que ningún pasaje del Nuevo Testamento se dedica al problema de la paternidad literaria de Isaías. Por eso no podemos esperar resolver este problema (que surgió en 1775 d.C.) ateniéndonos tan solo a la manera popular y no científica en que el Nuevo Testamento se refiere al libro de Isaías. Muchos estudiosos conservadores reconocen que la Biblia emplea un lenguaje popular, carente de precisión científica, cuando habla de problemas geográficos, astronómicos, etc.
3. La teoría de la diversidad de autores la impulsó el pensamiento racionalista del siglo XVIII d.C., el cual no aceptaba (dadas sus presuposiciones filosóficas anticristianas) la posibilidad de milagros y profecías del futuro lejano. Sin embargo, Isaías recalca precisamente el poder de Dios de profetizar el futuro lejano (41.21–23, 26ss; 44.7, 8, 25ss; 46.10, 11; 48.3–8). Un ejemplo sobresaliente de este tipo de profecía, según los que propugnan la unidad del libro, es la mención de Ciro (44.28; 45.1) unos ciento cincuenta años antes de su nacimiento. Sin embargo, este ejemplo no es único en la Biblia: un profeta nombró a Josías más de trescientos años antes del nacimiento de este (1 R 13.2; y cf. Is 9.6, 7).
La Biblia contiene muchas profecías respecto al futuro lejano, pero el nombramiento de Ciro no es el milagro profético que el autor de Isaías 40–55 tenía en mente al subrayar el poder profético de Dios. Parece referirse más bien a la profecía del cautiverio (586 a.C.) que Moisés pronunció en el siglo XIII a.C. (Is 48.3–8; cf. Dt 4.25–31; 28; 31.27–29, etc.). Recuérdese también que mientras el racionalismo niega completamente el elemento milagroso y profético, la tradición religiosa tiende a exagerarlo. El cristiano debe aceptar todo milagro genuinamente bíblico, pero no cualquier milagro inventado por la tradición religiosa.
4. Los manuscritos de Qumrán, donde se encontraron textos de Isaías, que se remontan a ca. 100 a.C., incluyen todo el libro en un solo rollo (como también era la práctica en el tiempo de Jesús, Lc 4.17), sin ninguna división entre Isaías 39 y 40. No obstante, según la nueva hipótesis, mucho de Isaías 13–39 también lo escribieron discípulos de Isaías. Específicamente Isaías 34 y 35 se atribuyen a un Deuteroisaías, y sí existe una división en los manuscritos de Qumrán entre Isaías 33 y 34.
5. Existen otros argumentos que apenas podemos mencionar:
(a) que profetas como Sofonías y Jeremías (que vivieron antes del cautiverio) utilizaron materiales de Isaías 40–66;
(b) es improbable que los nombres de los autores de las partes posteriores a Isaías se perdieran (sobre todo el gran genio que escribió Isaías 40–55)
(c) los argumentos que le niegan al profeta 40–66 también tendrían que negarle 13 y 14 que incluso tienen su nombre; etc.





Argumentos a favor de la división del libro
1. En la actualidad, el punto de partida del nuevo entendimiento de Isaías es el enfoque histórico de los caps. 40–55; Jerusalén y su templo han sido destruidos (44.26–28; 51.3; 52.9) y el pueblo está cautivo en Babilonia (43.14); Babilonia, y no Asiria, está amenazada con la destrucción (47.1–7; 48.14). Ciro de Persia ha iniciado ya su campaña victoriosa (41.2, 3, 25; 45.1–3). Defensores de la teoría tradicional suelen insistir en que el profeta del siglo VIII dirigió esta porción del libro a la generación en cautiverio, ciento cincuenta años después. Por supuesto que esto es teóricamente posible, pero una recta comprensión de la inerrancia (véase arriba) no exige que insistamos en tal divorcio entre la literatura y la historia.
2. El segundo tipo de pruebas es lingüístico: las porciones de Isaías con un enfoque histórico del siglo VI a.C. utilizan un vocabulario y estilo notablemente distintos. Por lo general, se reconoce que a través del libro también hay varios elementos de unidad estilística y gramatical, pero esto se espera de autores de una tradición y escuela común. La nueva teoría explica mejor la diversidad. Sin embargo, un estudio reciente y profundo hecho por Judith Reinken, mediante una metodología estadística moderna (en una tesis inédita de la Universidad de Chicago), concluye que no puede determinarse nada en cuanto a la unidad o diversidad de autores basándose en el vocabulario de Isaías.
3. El tercer tipo de pruebas es teológico. No hay contradicciones, como afirman algunos que niegan la inerrancia de las Escrituras, aunque sí existen énfasis distintos y enfoques variados, que corresponden a los diversos fondos históricos representados en Isaías. Quienes sostienen que Isaías escribió todo el libro afirman que Isaías 40–66 corresponde a los últimos años de la vida del profeta, y que en esta sección este se dedicó a resolver para las generaciones futuras los problemas provocados por sus profecías anteriores.


Conclusión
Isaías es obra del Espíritu Santo a través de su inspirado portavoz o portavoces humanos, y como libro se incluye en la generalización del apóstol Pablo cuando dijo: «Toda la Escritura es inspirada por Dios» (2 Ti 3.16).











Marco Histórico
Isaías profetizó durante un tiempo de grandes trastornos morales y políticos. En la primera parte de su ministerio, cerca del año 722 a.C., el reino del norte, Israel, sucumbió ante los invasores asirios. Por un momento todo parecía indicar que Judá correría la misma suerte. Pero Isaías aconsejó que, en vez de aliarse con otras naciones para enfrentar la amenaza asiria, confiaran en Dios. El Señor era el único que podía de veras salvarlos y brindarles protección en tiempos peligrosos.






Aporte a La Teología
De Isaías 1–39 (especialmente 1–12 al 28 -33)
Muchos de los temas predilectos de Isaías se encuentran ya en su visión inaugural (6.1–13), sobre todo en su énfasis en Jehová como «Santo de Israel», título que aparece unas veinticinco veces en todo el libro, pero solo cinco veces en los demás libros del Antiguo Testamento.
La preocupación por la realidad de un Dios santo condujo a una conciencia del pecado, tanto en el culto (1.10–17) como en la vida social y política de la nación (3; 5; 7).
El profeta desarrolló las tradiciones de la elección de Jerusalén (10.27–34; 14.28–32; 17.12–14; 29.1–8; 30.27–33; 31.1–8) y de David (9.1–7; 11.1–8; 32.2; 33.17). Profetizó el nacimiento milagroso del Mesías (7.14), quien sería verdaderamente humano (9.6; 11.1), y a la vez «Dios fuerte» (9.6), cuyo reinado universal de perfecta justicia y paz (9.7; 11.2–9) se cumpliría solamente en Cristo.
Isaías insistió repetidamente en la necesidad absoluta de una fe en Dios, tanto en la vida personal como en la vida pública y política de la nación (7.9; 28.16; 30.15). Por eso se le llama «el evangelista del Antiguo Testamento».
De Isaías 40–55
Esta sección se caracteriza por una viva esperanza de la salvación inminente, un nuevo éxodo, esta vez del cautiverio babilónico (40.3ss; 43.16–21; 48.20s; 51.10; 52.12, etc.). Domina también en estos capítulos la esperanza de un nuevo Moisés, el verdadero siervo de Jehová (42.1–4; 49.1–6; 50.4–11a; 52.13–53.12), cuyo sufrimiento propiciatorio, resurrección y exaltación harían posible la justificación de muchos (52.13–53.12) y solo en Cristo se cumplirían plenamente (Jn 12.41).
Sin embargo, la salvación inminente no es un fin en sí; en estos capítulos se renueva y profundiza, como en ninguna otra parte del Antiguo Testamento, el llamado de Israel para cumplir la misión de Dios en el mundo. Una teología de misión domina Isaías 40–55 como fin supremo de la salvación (40.9; 41.8, 9, 27; 42.1–4, 6, 7, 10, 11; 43.10–12, 21; 44.8; 45.5, 6, 14, 22, 23; 48.6, 20; 49.6–8, 22, 23; 51.2, 5; 52.10, 15; 55.1–13). Solamente en el contexto de esta teología de misión podemos entender otros temas predilectos de Is 40.55.
Por ejemplo, encontramos en Isaías 40–55 un desarrollo asombroso de la doctrina de la creación como base de su teología de misión (40.12–26; 42.5ss; 45.11, 12, 18; 48.12, 13), un marcado monoteísmo evangelístico (45.14, 20–22, etc.) y una filosofía de la historia jamás superada en el pensamiento humano (41.1–4, 25, 26; 43.14; 44.24–28; 45.1–7, 8–13; 46.8–11; 48.14, 15; 53.10; 54.15–17). El profeta proclama que la historia del mundo tiene significado solamente a la luz de la misión del pueblo y del siervo de Jehová.


De Isaías 56–66
En esta sección muchos de los poemas se dirigen al pueblo que está otra vez en la Tierra Santa (56.8); el templo se ha reedificado y se ofrecen sacrificios (56.5–7); los días de ayuno son comunes. Sin embargo, los pecados anteriores han empezado a manifestarse otra vez; el sincretismo y la superficialidad en el culto (58.1–12), la injusticia social (59) y un liderazgo impío (56.9–12). Isaías 56–66 se caracteriza por el conflicto entre el Israel genuino (los pobres; 57.15; 61.1–3; 66.2) y el Israel falso (los ricos y poderosos; 56.9–12; 57.1–4; 59.14, 15; 65.13–16).
Se insiste en la observancia del sábado (58.13–14), la humildad (57.15; 61.2ss, etc.) y la misericordia hacia los pobres (58.6, 7, 9, 10). Dios se presenta como santo y justo tanto en la restauración de su pueblo como en el castigo eterno de los impíos (57.15; 60.9, 14; 66.24).
La vívida esperanza de una intervención inminente de Dios, para la redención de su pueblo, no domina en estos oráculos, como en 40–55. Se procura explicar el atraso del cumplimiento de las profecías (59.1s), pero persiste una firme confianza en el triunfo final del Santo de Israel y la glorificación de Sion (57.15ss; 60.10, etc.). En los caps. 65 y 66, una sección de carácter apocalíptico, encontramos la esperanza de un nuevo cielo y una nueva tierra. Después de la salvación y el juicio, Dios promete renovar el universo que el pecado ha corrompido.

Otros Puntos Importantes
Un pasaje poco común de Isaías nos da una idea en cuanto a cómo el Señor considera el juicio y la salvación que imparte. El profeta describe el juicio de Dios como «su extraña operación» (28.21). Si para Dios el castigo que imparte es una extraña operación, ¿no quiere esto decir que la salvación es una operación típica de Él, el Dios de amor?


ISAIAS SU PERSONA
El nombre de Isaías significa (Jehová es salvación). Uno de los grandes profetas de Israel del siglo VIII a.C., que profetizó durante la crisis causada por la expansión del Imperio Asirio. Nació probablemente en Jerusalén ca. 770–760 a.C. y estaba emparentado con la familia real, según la tradición judaica talmúdica. Su padre fue Amoz (Is 1.1), a quien no se debe confundir con el profeta Amós.
Dios llamó a Isaías a profetizar (Cáp. 6) mientras estaba en el templo. Ejerció su ministerio en Jerusalén (7.1–3; 37.2) desde el año de la muerte del gran rey Uzías (ca. 740), y a lo largo de los reinados de Acaz y Ezequías (1.1; 6.1; cf. 2 R 15–20; 2 Cr 26–32). Se casó con una profetisa (Is 8.3) y tuvo por lo menos dos hijos cuyos nombres simbólicos recalcaron aspectos de su mensaje (7.3; 8.1–4). También tuvo discípulos (8.16), lo cual puede indicar que fundó una escuela de profetas.
El ministerio de Isaías puede dividirse en cuatro épocas:
1. Primeros años (742–734 a.C.). Profetizó durante la invasión de Judá por Siria y Efraín en 734 a.C. (Is 7; 2 R 16.10–18). Aconsejó confiar en Jehová (Is 7.9) en vez de la alianza con Asiria propuesta por Acaz.
2. Su retiro de la vida pública (734–715 a.C.). Cuando Acaz celebró la alianza con Asiria, Isaías decidió guardar silencio, y se dedicó a la enseñanza (Is 8.16, 17).
3. Los años intermedios (715–705 a.C.). Con la muerte de Acaz y la sucesión de Ezequías, Isaías volvió a profetizar libremente (14.28–32). En 711, después de la captura de Asdod por los asirios, Dios le ordenó andar desnudo y descalzo en señal del juicio venidero sobre Egipto y Etiopía (Is 20.1–6). Anduvo así por tres años, probablemente para disuadir a Ezequías de aliarse con Egipto.
4. Últimos años (705–701). Isaías 36–39 cuenta del papel que jugó Isaías durante la invasión de Senaquerib (701 a.C.), la enfermedad de Ezequías y la visita de los enviados de Babilonia. Los capítulos 40–66 (después del llamamiento en 40.1–11) carecen de detalles biográficos. El nombre de Isaías no aparece en esta parte del libro (ISAÍAS).
Según tradiciones judaicas, Isaías sufrió el martirio de ser aserrado durante el reinado de Manasés (693–639 a.C.). Quizás Heb 11.37 aluda a este martirio. Por haber pronunciado profecías mesiánicas tan claras, San Jerónimo lo llamó «el evangelista del Antiguo Testamento».

ESTUDIO DE ISAÍAS

Siendo este uno de los libros de mayor impacto, conocido como el evangelio del antiguo testamento, es importante su estudio exegético, sin dejar a un lado el punto de vista futurista, sabiendo que es uno de los libros con mayor énfasis mesiánico en todos los aspectos, tanto como en su persona como en su reino, hablando de su advenimiento sacrificial como su advenimiento glorioso. El cual esta directamente relacionado con su pueblo ese pueblo que se rebelo, por lo cual fue afligido constantemente. Pero que gozará de su restauración futura y las naciones que le oprimieron tendrán su recompensa, es por ello que este libro se divide en dos partes específicas que son:
el juicio de Dios (1 – 39)
el consuelo de Dios (40 – 66)
Es así como comenzaremos a estudiar, no dudando que Dios nos mostrara su actividad por medio de este estudio, el cual será de bendición para nuestro ministerio.



PROFECIAS INICIALES 1:1 – 5:30
Las profecías de los primeros seis capítulos de Isaías, pronunciadas bajo los reinados de Uzias y Jotam, muestran la corrupción moral del pueblo de Judá y su creciente continuada dureza de corazón. En esta sección es donde vemos la acusación formal de Dios contra la nación y nos enteramos de la comisión encargada al profeta Isaías. Aquí, también casi al principio, se nos deja ver el reino futuro de Cristo, de modo que la sección toda podemos dividirla de la siguiente manera:
Parte primera, El juicio de Dios (1 – 39)
I. Profecías iniciales (1 – 6)
A. Lamentación de Dios por la corrupción del pueblo (1)
1. El encabezamiento del libro (1:1)
2. La acusación de Dios (1:2 – 23)
3. La venganza de Dios (1:24 – 31)
B. El reino y sus juicios introductorias (2 – 4)
1. El reinado del Mesías (2:1 – 4)
2. Apelación y advertencia (2:5 – 3:26)
3. La rama o renuevo de Jehová (4: 1 – 6)
C. Los pecados de Judá y los ¡Ay! Resultantes (5)
1. El cantar de la viña (5:1 – 6)
2. El significado del cántico (5:7 – 30)
D. La llamada de Isaías y su misión (6)
1. La visión (6:1 – 4)
2. La confesión y limpieza (6:5 – 7)
3. La misión del profeta (6:8 – 13)

ENCABEZAMIENTO DEL LIBRO (1:1)
El versículo de apertura es realmente el titulo inspirado del libro al llamarse “visión” que Isaías vio, esto indica lo sobrenatural de la revelación, no sabemos con certeza de que manera paso Dios el mensaje al profeta, pero el fracaso del mismo nos deja ver claramente que Isaías no fue el que inicio lo que iba a seguir, ya que él lo vio, en otras palabras, lo recibió mediante una percepción profética sobrenatural. El fue uno de aquellos Santos hombres de Dios que hablaron siendo inspirados por el espíritu Santo. (2ª P. 1:21).
En primer lugar el mensaje tiene que ver con el reino del sur, y la capital. Jerusalén, se destaca como representación del reino en su totalidad. Cuando nos damos cuenta que el reino de Judá estaba regido por descendientes de David y que la adoración en el templo se localizaba allí, podemos entonces comprender mas claramente la apostasía y la fuerza de la denuncia divina que Dios hace caer sobre la nación.
LA ACUSACIÓN DE DIOS (1: 2 – 23)
La llamada a los cielos y a la tierra para que oigan nos recuerda el cántico profético de Moisés en Deuteronomio 32.
A pesar de todas las bendiciones que Dios derramo sobre su pueblo, a pesar de los privilegios especiales que les concedió, aquellos hijos que se habían revelado contra Dios. Eran peores, mucho peores que el buey y el asno, dos animales domésticos que se conocen por su terquedad y su estupidez. Su pecado no era una cosa transitoria, sino que se trataba de algo habitual. En el Vr 4 vemos a Jehová por primera vez en el libro como el Santo de Israel y con el Santo no podía sino ser provocado por aquella situación persistente de pecado de su pueblo.
Sin embargo, en toda las acusación que Dios hace contra su pueblo, el tono es de lamento y de suplica, Dios no se goza en el desconsuelo y perdición de los malvados, sino que lo que desea es que todos se vuelvan a él y por ello dice, en el Vr5 ¿Por qué querréis ser castigados aún? Las condiciones que se describen en estos versículos son el comienzo del cumplimiento de las maldiciones contra Israel por su desobediencia, según lo encontramos en Lev. 26 y Deu. 28 y 29, el profeta tenia la facultad departe de Dios de mirar hacia delante, a lo que sería el resultado final de aquella corrupción 8,9 Dios no lleva acabo una destrucción total como la hiciera en Sodoma y Gomorra, aunque sus pecados hubieran justificado tal acción.
La verdad es que Dios llama a la nación Sodoma y Gomorra, (v.10). y muchos, ala verdad en Judá protestarían de que se les comparase con aquellas ciudades perversas de la llanura, descritas en Gen 19, pero lo peor de aquella ciudad es que se cubría con la capa de la religiosidad, el pueblo repetía continuamente las ceremonias y las formulas de la adoración, de acuerdo con las exigencias del ritual Mosaico, que el mismo Dios había dado, pero tal sacrificio no tenia significado alguno porque eran vana ofrenda v.13, el pueblo utilizaba y gastaba los patios del templo meramente toda ves que los sacrificios no iban acompañados de la recta y conveniente actitud para con Dios, las manos que alzaban suplicantes estaban manchadas con la sangre de otros hombres, eran opresores y criminales v15. Dios hace un llamado a su pueblo como una muestra de su misericordia v 18, el pacto entre Dios y su pueblo se contempla frecuentemente en el A.T como un casamiento, aquí contemplamos un pueblo que había perdido la fidelidad y olvidado las glorias pasadas al lado del esposo v21.
La venganza de Dios (2: 24 – 31)
Cuando Dios anuncia su venganza, emplea una combinación de nombres para si mismo que no se encuentran en ninguna otra parte del libro v24. En primer lugar se llama así mismo Jehová que significa dueño soberano, luego es Jehová de los ejércitos el Dios mantenedor del pacto que controla los ejércitos de los cielos. También es el fuerte de Israel, estos tres nombres enfatizan la omnipotencia de Dios y muestran la certeza del juicio que ha de acontecer.
Pero el juicio implica, en verdad redención para algunos, por cuanto en el proceso de depuración descrito en el v25, se deja la buena parte



EL REINADO DEL MESIAS 2:1-4

Aquí encontramos que la profecía se vuelve a los tiempos mesiánicos porque siempre tiene ese significado la expresión “los últimos días” 2:2. En el antiguo testamento estos versículos introductorias del Cáp. 2 son casi idénticos a los de Miqueas 4. Miques era contemporáneo de Isaías, Dios podía dar la misma profecía a dos hombres. Esta es una descripción poética del proximo0 reino terrenal del Señor Jesucristo. comparece en paralelo con Sal. 2 y 46.
Los hombres suspiran por la paz la cual vendrá de Jerusalén Vr3 cuando el mismo reine sobre las naciones Vr4. pues él impondrá su justicia sobre toda la tierra

APELACIÓN Y ADVERTENCIA 2:5- 3:26
El reino no puede edificarse antes del tiempo del juicio, de ahí que este pasaje de apelación y advertencia sea adecuado; 2:12 menciona el día de Jehová como el día futuro del juicio; la idolatría que ha sido la maldición de Israel por las generaciones múltiples, a de abolirse completamente. Vr 18 muchas de las cosas que se mencionan en el cap 3 tuvieron lugar durante la captura de Jerusalén por las fuerzas Babilónicas, pero la repetida referencia a AQUEL DIA mira hacia los tiempos mesiánicos, el final del cap 3 habla de la anulación varonil a causa de la guerra, el primer versículo del cap 4 pertenece realmente al cap 3 al final del cap.3 las mujeres están dispuestas a ceder sus derechos que puedan exigir, según la ley Ex. 21:10 con tal de tener marido. Algunos estudiosos dicen que este texto hace referencia a las siete Iglesias del Apocalipsis que echarían mano de un hombre en referencia a Jesucristo
EL RENUEVO DE JEHOVÁ 4:1-6 5:1-30
El renuevo de Jehová que se menciona en 4:2 no puede ser otro que el Mesías Jer. 23:5;33:15 es notable cuantas veces en el libro de Isaías se cubre la misma secuencia de acontecimientos, los cuales van relacionados con el juicio de Israel y el reino, y su edad esto es la edad del reino cuando cristo reinara sobre la tierra, es indiscutible que el Vr 6 hace una regencia exacta a que Por medio de la nube y del fuego, Dios condujo a su pueblo por el desierto después de sacarlo de Egipto Ex 13.21-22
EL CANTAR DE LA VIÑA Y SU EXPLICACIÓN 5:1-30
Esto es el anuncio del juicio en forma de parábola, su presentación como cántico puede servir para ablandar la dureza de la profecía, muestra la situación del favor de Israel y el gozo de la misma. Su interpretación es clara a la luz del Vr7.
Este no es el único caso en el A.T donde se compara a Israel con una viña Sal 80; Os 10 El Señor mismo alude indudablemente a esta porción de Isaías al pronunciar su parábola sobre la viña Mat.21:33-44 que los principales sacerdotes y fariseos, comprendieron que iba contra ellos.
Dios como buen plantador de la viña espera buenos frutos de ella.
En lugar de justicia………………………encuentra opresión ha ellos
En lugar de honradez…………………...encuentra el grito del oprimido
Algunos de los pecados de Israel, que acarrean semejante juicio vienen por tanto claramente enumerados, los que con egoísmo añaden heredad a heredad serán castigados con soledad en la tierra y grandes fracasos en las cosechas Vr 8,10, la borrachera será castigada con la cautividad Vr 11-14. Dios se encargara de que los hombres sean derribados y él sea ensalzado Vr 15-17.
Aquí encontramos los ¡Ay¡ que son pronunciados contra aquellos que desafían y se revelan Vr. 18-19, contra los que confunden la etica y la moral Vr 20, contra los que dependen de su sabiduría humana Vr 21, contra los jueces y borracheras Vr 22,23, la justicia de Dios interviene con toda seguridad.
Primero. Se le invoca en términos generales Vr24
Segundo. Se le describe como un golpe de la mano de Dios Vr.25
Tercero. Se le ve como un ejército invasor Vr 26-30.
A lo largo de estos capítulos la justicia de Dios se ha visto justificada en el castigo de su pueblo, por su iniquidad, aunque la gracia de Dios nunca falta, el brazo extendido amenazador va acompañado de la llamada amorosa al individuo que quiera volverse a Dios.
LA MISIÓN DEL PROFETA 6:1-3
La misión del profeta es de entenderla a la luz de Juan 12:39-41, el contexto indica que se refiere al Señor Jesucristo.
LA VISIÓN 6:1-4
Isaías no pudo olvidar jamás la experiencia porque lo marcaría para toda la vida, el la sitúa en el año en que murió el rey Uzias, algunos han pensado que la muerte del rey a quien estimaba el profeta hizo posible que abriera los ojos para contemplar visiones de largo alcance, para contemplar al rey celestial, aunque esto es una especulación y no coincide con la fecha que el profeta nos da de dicha expresión (en el año) porque puede indicar que el rey estaba en vida cuando ocurrió dicho acontecimiento, y de otra manera puede fecharse en los tiempos de jotam. La palabra que se emplea aquí para Señor 6:1 significa el dueño y soberano y se emplea otra vez en los Vr. 8 y 11 otra palabra diferente el nombre de Jehová, se emplea en los Vr. 3, 5, 12. El que Isaías vio es el maestro y dueño absoluto de todos los hombres, destacando su majestad y gloria, solo aquí se mencionan los serafines por su nombre en toda la Biblia y la palabra significa literalmente “los que arden”, son seres angelicales de orden muy elevado porque se encuentran alrededor del trono de Dios y están ocupados en la continua alabanza.
Aquí se nos da un indicio de la trinidad una doctrina que solo se descubre de una manera muy oscura en el A.T ¿Por qué tres veces y no dos o cuatro? Porque hay solamente tres personas en la deidad, cada una de las cuales es el Santo. Jn 17:11; Lc 1:35, toda la profecía de Isaías muestra el efecto de la visión de Dios, él no puede olvidar que Dios es Santo y emplea el titulo del Santo de Israel veinticuatro veces en el libro.
CONFECIÓN Y LIMPIEZA 6:5-7
La visión de Dios da al hombre una percepción mas clara de lo que el hombre mismo es; y siempre pasa así.
Job > Job. 1:8; 2:3; 42:5,6
Daniel > varón muy amado Dn. 10:11 se vio confundido, enmudecido Dn. 10:15-17
Juan> el discípulo a quien Jesús amaba Jn 21:20 en patmos cayo a sus pies como muerto Apo. 1:17.
Isaías no fue la excepción ¡Ay de mi¡ que soy muerto. 6:5 el fuego vivo del altar es aquí el instrumento de limpieza, el altar es el lugar del sacrificio.
LA MISIÓN DEL PROFETA 6:8-13
En el llamado al profeta encontramos una secuencia natural que preside el acto de confesión y limpieza y esta se desarrolla de la siguiente manera.
Confesión Ay 6:5 > purificación
He aquí 6:7 > llamado
“anda” >la misión 6:8.
Dios no va ha usar personas que no estén limpias, en todo caso el se encargara de pasarnos por ese proceso purificador, solo es importante reconocer que si Dios nos llama él nos respaldará aunque pasemos situaciones adversas como las han pasado los grandes hombres de Dios a lo largo de la historia.
EMANUEL EL HIJO DE LA VIRGEN 7:1 – 12:6
Esta sección de profecías fueron dichas durante el reinado del rey Acaz (7:1) en un tiempo cuando Siria e Israel eran aliados contra Judá, Acaz era un rey completamente paganizado, pero Dios le muestra que la liberación total vendría a través de uno que se llamaría EMANUEL.
I. profecías iniciales ( 1-39 )
II. profecías sobre Emanuel ( 7-12)
A. El nacimiento de Emanuel 7:1-6
1. Ocasión del profeta /:1-9
2. La señal de la casa de David 7:10-16
B. La invasión Asiria 7:18 – 8:22
C. El reino davídico y el rey 9:1 – 7
D. Dios extiende su mano para castigar 9:8 – 10:34
E. La vara del tronco de Isai 11:1-16
F. El cántico de redención 12:1-6

EL NACIMIENTO DE EMANUEL 7: 1-16
Esta profecía tuvo su cumplimiento y desarrollo en el momento en que Acaz quien fue rey de Judá del 736 – 716 a.c hace pacto con Asiria para sitiar Israel, la cual también se le conoce con el nombre de Efraín 2Rey. 16:1ss en medio del terror por la invasión Dios habla al profeta de un modo simbólico. es muy significativa la presencia del hijo de Isaías en este encuentro del profeta con Acaz, ya que el nombre hebreo del niño, Sear-jasub, significa un resto volverá, Este nombre debía recordarle al rey que Jehová no dejaría de mantener la promesa hecha a David (2 S 7.1-16), a pesar de la gravedad de la situación. Esto mismo enfatiza la obra salvadora y protectora de Jehová 2Cro. 28:1-27 del Vr. 10 - 16 él profeta le ofrece una señal a Acaz quien en una aparente forma de piedad la rechaza, pero no busca a Jehová, EMANUEL es la señal que Dios ofrece, en el 7:14. La virgen: El texto hebreo emplea aquí la palabra alma, que en otros contextos se ha traducido por muchacha o joven. Ese término designa a una muchacha joven, en edad de contraer matrimonio o incluso casada. La palabra virgen, corresponde a la versión griega de los Setenta (LXX). La identificación de este niño ha sido objeto de muchas discusiones, pero la gran mayoría de los intérpretes modernos considera que la señal dada por el profeta (Is 7.11) debía ser un acontecimiento cercano. De lo contrario, Acaz no habría podido recibir esa señal como prueba de que los reyes de Damasco y Samaria fracasarían en el intento de arrebatarle el trono al descendiente de David. Por tanto, la madre del niño debió ser una mujer conocida de Acaz, muy probablemente su propia esposa. Años más tarde, la versión griega de los Setenta (LXX) tradujo el Hebreos alma ( Is 7.14 ) por la palabra griega parthenos, que significa virgen. De este modo, el texto de Isaías se enriqueció con una perspectiva mesiánica que no poseía en su forma original. Esta relectura mesiánica no carecía por completo de fundamento, porque las palabras de Isaías se fundaban en la promesa de Jehová a David, es decir, en una palabra profética que contenía como en germen toda la esperanza mesiánica de Israel (2 S: 7.16). Por eso, MT pudo citar esta profecía como anuncio de la concepción virginal de Jesús (Mt 1.23). Emanuel significa, en heb., Dios (está) con nosotros. Este nombre simbólico reafirmaba una vez más la protección divina para la dinastía real y para el pueblo. Mantequilla y miel eran alimentos asociados con la vida nómada de los israelitas (Dt 32.13-14). Por tanto, el texto puede significar que la invasión de Judá reduciría al país a un nivel más sencillo de vida campesina. Esta situación debía durar hasta que el niño supiera desechar lo malo y escoger lo bueno; después, Israel (el reino del Norte) y Siria dejarían de ser una amenaza para Judá. En efecto, Siria fue derrotada unos tres años después (731 a.C.), y Samaria, capital de Israel, al cabo de otros diez años (721 a.C.).




LA INVASIÓN ASIRIA 7: 18 – 8: 22 (2Cro. 26: 1 – 20)
El profeta continúa demostrando que Asiria vendría con una invasión más devastadora, que la de Siria y la de Israel y como símbolo de este juicio venidero Isaías recibe la instrucción de llamar a su segundo hijo Maher – Salal – Hazbaz “el despojo se apresura”. Con la conquista de Damasco y Samaria por los asirios (Is 7.8-9), que confirmaba la autenticidad de este mensaje, quedaría demostrado que Isaías era un profeta verdadero.
Algunos estudiosos sostienen que el profeta en el año 734 a.C., después que Acaz rechazó sus consejos (Is 7.1-9), Isaías se apartó por un tiempo de la actividad pública. Muchos comentaristas piensan que esta sección contiene una misión encomendada por el profeta a sus discípulos, que tal vez ya habían comenzado a formar una "escuela de Isaías", integrada por un grupo de sus seguidores, que recopilarían sus escritos. Existen alusiones a otros grupos proféticos en la historia anterior de Israel, aunque estos no dejaron mensajes escritos.1Sam. 10: 5-10
EL REINO DAVIDICO Y EL REY 9: 1-7
En el versículo 1 encontramos que las tribus de Zabulón y de Neftalí ocupaban el territorio situado al noroeste de Galilea y habían soportado duramente las invasiones de Tiglat-pileser III, hacia el año 733 a.C. (2 R 15.29).
En el capitulo 9 encontramos un panorama futurista del advenimiento del Mesías en sus dos manifestaciones en su primera y segunda venida.
El nacimiento del niño profetizado en 9:6 tuvo lugar en su primera venida y nos habla de las dos naturalezas de Cristo:
un niño nos es nacido >> se refiere a su perfecta humanidad
un niño nos es dado >> se refiere a su absoluta deidad.
Para sustentarlo se le atribuyen títulos que solo a él se le pueden dar.
El judío lo entendía de una perspectiva diferente en base a los reinados. Cuando el rey de Judá tomaba posesión del trono, se convertía en hijo de Dios por adopción (2 S 7.14; Sal 2.7; 89.26-27). Por eso, buena parte de los intérpretes modernos consideran que aquí no se trata del nacimiento físico del heredero real, sino de su nacimiento como rey, es decir, de su entronización. Más tarde, cuando el pueblo de Israel ya no tuvo más reyes, este pasaje fue reinterpretado a la luz de Is 7.14; Miq 5.2-3, y referido al nacimiento del Mesías.
El Vr 9:7 nos habla de la paz que tendra su totalidad en el reino Mesianico y para mostrar la certeza de todo ello, la declaración final del texto que solo ocurre en Is. 37:32 y 2Rey. 19:31.
DIOS ESTIENDE SU MANO PARA CASTIGAR 9: 8 10:34
Esta sección nos indica un despliegue de misericordia, si no contrariamente una indicación de juicio 9:12, ya que los juicios previos de Dios no habían tenido el efecto deseado 9:13. Por lo cual Dios tenía que continuar con su castigo, Dios usa la nación Asiria para castigar su propio pueblo 10:5. Aunque también esta tendría su recompensa departe de Dios.
Damasco, capital del reino arameo de Siria, fue tomada por Tiglat-pileser III en el 731 a.C. Samaria, capital de Israel, cayó bajo el ataque de su hijo Sargón II, en el 721 a.C.
En el Vr 20 EL DIA DEL SEÑOR la profecía pasa de lo general a lo particular de los juicios que ya se efectuaron históricamente contra Asiria, hasta la destrucción final cuando él Señor venga en gloria. Armagedon.
LA VARA DEL TRONCO DE ISAI 11:1-6
Este pasaje se refiere a un tiempo en el que el descendiente del rey David establecerá un gobierno de justicia (v. 3-5), que traerá paz y armonía (v. 6-9) a toda la creación ( Is 9.1-7; Miq 5.2-5). La sección se abre (v. 1) y se cierra (v. 10) con la imagen de un tronco de Isaí, el padre del rey David y cabeza de su linaje (1 S 16.1-20), y de un vástago que brotará de ese tronco como su descendiente ideal. A esta figura se alude en Ro 15.12; Ap 5.5; 22.16; una expresión parecida, pero que usa otro término heb., aparece en Jer 23.5; 33.15; Zac 3.8; 6.12. Enfocado desde el punto de vista mesiánico nos muestra los siguientes aspectos del reino.
El carácter del reino Vr. 3-5
La calidad del reino Vr. 6-8
Extensión del reino Vr. 9
Establecimiento del reino Vr. 10-16.
Los versículos del 11-16 tuvieron su cumplimiento con regreso de los israelitas de la diáspora, o sea, al retorno de los dispersados entre las naciones, después de la deportación a Babilonia (v. 11-12; Miq 7.12; Zac 10.8-10). Este mismo tema vuelve a encontrarse en Is 40--55; Is 43.5-7; 49.22.



EL CÁNTICO DE REDENCIÓN 12: 1-6
Este canto con el que termina esta sección expresa alabanza y acción de gracias, Así como el éxodo de Egipto se había celebrado con un canto (Ex 15.1-18), también el retorno de los desterrados será motivo de himnos y acciones de gracias del pueblo de Israel y se divide en 2 secciones.
del Vr 1,2 es la primera parte y contempla los pasados juicios de Dios
del Vr 3-6 mira al descanso o reposo de Dios.
Is. 40:1 confiesa a Dios como fortaleza, canción y salvación.

PROFECÍAS SOBRE LAS NACIONES 13:1 – 23:18
L apalabra traducida aquí profecía viene del termino hebreo Massa que significa carga o una carga pesada y se refiere en un presente contexto a un oráculo respecto a las naciones gentiles, el mensaje es como una carga, porque en el se revela la ira de Dios, y es duro para el profeta predicarlo.
I. Profecías iniciales ( 1- 6)
II. Profecías sobre Emanuel ( 7-12)
III. Profecías sobre las naciones (13-23)
A. La profecía sobre Babilonia 13:1 – 14:27
B. La profecía sobre Filistea 14:28 - 32
C. La profecía sobre Moab 15:1 – 16:14
D. La profecía sobre Damasco 17:1-14
E. La profecía sobre Egipto 18:1 – 20:6
F. La profecía sobre el Desierto 21:1 – 10
G. La profecía sobre Duma 21:11 – 12
H. La profecía sobre Arabia 21:13 – 17
I. La profecía sobre el valle de la visión 22:1 – 25
J. La profecía sobre Tiro 23:1 – 28

PROFECÍA SOBRE BABILONIA 13:1 – 14:27
La prominente frase el día de Jehová aparece nuevamente, como un asolamiento del todo poderoso y para tomar la tierra en soledad, esto va de acuerdo con todas las descripciones del día de Jehová.
Según la historia los conquistadores de Babilonia son los Medos (13:17) ellos tomaron la ciudad en el año 538 a. C. y el imperio Medo – Persa sucedió al Babilónico, la cual por mas de dos mil años a permanecido en ruinas.
Los medos: habitantes de una nación al nordeste de Babilonia; fue incorporada al imperio persa en el 550 a.C.
14.12-15 Aquí se compara al rey de Babilonia con el lucero, hijo de la mañana, astro que los cananeos tenían por un dios que había querido ponerse a la cabeza de los demás dioses (v. 13). Ese dios, según creían los cananeos, habitaba en un monte ubicado en un lejano punto en el norte. Con esta imagen, el autor ridiculiza el orgullo y la arrogancia del rey de Babilonia, insinuando que también él será derribado como aquel dios pagano.
También encontramos una referencia en el pasaje sobre la caída del rey de Tiro en Ez 28.11-19.
PROFECÍA SOBRE FILISTEA 14:28 – 32
Esta sentencia tiene que ver con Palestina v29. Hoy es comúnmente aceptado que el nombre moderno de Palestina deriva de los Filisteos, quienes ocuparon la parte del sur de la llanura costera de Judá, finalmente dieron su nombre a todo el país.
Esta carga esta fechada alrededor del año 727 a. C. el año en que TiglatPilneser III. Rey de Asiría, murió. Los Filisteos se estaban regocijando porque la vara que los había azotado tanto había sido quebrada. Pero el profeta les advierte que de la raiz de la culebra les saldrá basilisco y su fruto ceraste volador.
Tiglatpilneser III >> la serpiente
Salmanasar IV >> culebra
Sargon II >> serpiente voladora. Cada cual mas cruel que su predecesor, las crónicas de las cortes de estos reyes descubiertas y descifradas recientemente, han confirmado abundantemente esta predicción.
Las cinco ciudades filisteas, cerca de la costa sur de Palestina, eran Ascalón, Asdod, Ecrón, Gaza y Gat
PROFECÍA SOBRE MOAB 15:1 – 16:14
En el año 734 a.C. el rey de Asiría, Tiglat – pilneser había invadido Galilea y Jordania, amenazando así a Moab hacia el sur, el profeta refleja una gran compasión a causa de su inminente caída.
Esta sección se cierra con una breve sentencia evidentemente pronunciada mas tarde que la otra, en la cual el profeta predice de una manera definitiva la caída de Moab, la cual tuvo su cumplimiento en parte en el año 711.
PROFECIA SOBRE DAMASCO 17:1 – 14
Esta profecía se refiere a la alianza de Siria e Israel contra Judá Is 7.1--8.4. Los v. 4-6 continúan la profecía del v. 1-3. La derrota de Israel sucedió en el 722 a.C., cuando Samaria, su capital, fue conquistada por Asiría. Los v. 7-11 condenan la idolatría y los v. 12-14 aluden a una invasión enemiga, posiblemente la desencadenada por Asiría.
LA PROFECÍA SOBRE EGIPTO 18:1 – 20:6
En el primer periodo de Isaías estas dos naciones eran gobernadas por el mismo rey, por tanto las tres sentencias que se encuentran en estos tres capítulos se consideran juntas, y
Se refieren a las relaciones de Judá con Egipto. El motivo de esta intervención profética parece haber sido la llegada a Jerusalén de unos emisarios de Etiopía, cuya vigésimo quinta dinastía gobernó en Egipto aproximadamente entre el 714 y el 687 a.C., coincidiendo en parte con el reinado de Ezequías sobre Judá. Los enviados propiciaban una alianza entre Judá y Egipto, en contra de Asiria. El profeta les dirige algunas palabras elogiosas y los manda de regreso a su país (v. 2).
Según inscripciones dejadas por Sargón II, rey de Asiria, entre los años 714 y 711 a.C., Egipto conspiró con algunos pueblos de Palestina para oponerse a la dominación asiria. La ciudad filistea de Asdod, centro de la rebelión, fue derrotada por Sargón en el 711 a.C., sin que Egipto acudiera en su ayuda. La acción simbólica de Isaías (v. 2) probablemente hizo que Ezequías, rey de Judá, desistiera de mezclarse en ese conflicto.
PROFECÍA SOBRE EL DESIERTO 21:1 – 10
Generalmente se relaciona esta sección con la destrucción de la ciudad de Babilonia en el 539 a.C. por las tropas de Ciro, rey de Persia; pero algunos intérpretes consideran que se trata de una conquista anterior, realizada por Senaquerib, rey de Asiria, en el 689 a.C. 21.1 Desierto del mar. Por mar parece entenderse aquí el actual Golfo Pérsico. Babilonia se menciona explícitamente en el v. 9.
PROFECÍA SOBRE DUMA O EDOM 21:11 – 12
Estos dos versículos son importantes especialmente por su aporte evangelistico, en la ultima parte del siglo octavo a.C. la gente preguntaba al profeta ¿Qué de la noche?, la repetición de la pregunta revela la urgencia y el temor. Después de un período de paz (la mañana) habrá otro de guerra (la noche); Is 9.1-2; Am 5.18. 21.12 El profeta parece indicar que aún no hay una revelación clara acerca del resultado.



PROFECÍA SOBRE ARABIA 21:13 – 17
El comentarista Robinsón explica este breve oráculo como una suplica cordial a los temanitas para que den pan y agua a las caravanas de Dedanim, las que habían sido desviadas por causa de las guerras, de sus rutas normales de viajes.
Dedán: nombre de un lugar y de una tribu nómada y comerciante del norte de Arabia.
Tema: lugar en el norte de Arabia, centro importante de las rutas de caravanas.
Cedar: región en el nordeste de Arabia; posiblemente sus valientes (v. 17) sean los que habían atacado a Dedán y Tema.
PROFECÍA SOBRE EL VALLE DE LA VISIÓN 22:1 – 25
22.1-14 Algunos sugieren el 711 a.C. como la fecha de este mensaje; en dicho año, Sargón II, de Asiria, invadió Palestina, aunque no atacó Jerusalén (Is 20.1-6). Es más probable que la ocasión del prematuro regocijo (v. 1-2) se diera en el 701 a.C., cuando el rey Ezequías pagó tributo a Senaquerib y el ejército asirio dejó de sitiar Jerusalén (2 R 18.13-16; 19.35-36). Jerusalén hizo entonces preparativos militares, pero sin poner su fe en Dios. Valle de la visión: posiblemente se refiera al valle de Hinom, al sudoeste de Jerusalén.
Unas inscripciones de Senaquerib atestiguan que algunos soldados de Ezequías desertaron durante el sitio de Jerusalén; quizá el profeta se refiere a esta circunstancia. La preparación militar no vale nada si no va acompañada de la fe en Dios; los de Jerusalén se fijaron en sus armas, en la fortificación de la ciudad y en el abastecimiento de agua, pero no se fijaron en Dios, el que hizo todo aquello.
22.15-25 A veces, los profetas dirigen su mensaje de condenación a algún individuo (Jer 20.1-6; 28.12-17; Am 7.16-17). La falta cometida por Sebna no se especifica, pero es posible que en su función de mayordomo (V 15; 2 R 18.18) aconsejara a Ezequías una alianza con Egipto, en contra de los consejos de Isaías (Is 30.2-5; 31.1-3).
22.20 Cuando llegó la crisis del año 701 a.C., Eliaquim ya había reemplazado a Sebna, aunque este continuaba en un puesto inferior (Is 36.3; 37.2). Según algunos comentaristas, los v. 24-25 sugieren que Eliaquim, aprovechándose de su situación, comenzó a beneficiar con cargos y privilegios a sus parientes y amigos. Pero ese favoritismo provocaría su caída, como cae de la pared un clavo cargado con un peso mayor del que puede soportar. En tal caso, los v. 24-25 habrían sido escritos en fecha posterior a la de los v. 22-23.


LA PROFECÍA SOBRE TIRO 23:1 – 28
Tiro y Sidón eran importantes puertos de Fenicia, en la costa norte de Palestina, Los fenicios habían establecido colonias en la isla de Chipre, situada al noroeste de Tiro (v. 1), y durante siglos habían comerciado con el trigo de Egipto (v. 3), transportándolo a distintos destinos, incluso a España, en el extremo occidental del Mediterráneo. En el vr.23:7 nos habla Sobre la importancia del comercio y la influencia de Tiro.
23:15 Setenta años: nos expresa un número redondo, que indica un largo período de tiempo (Sal 90.10) idéntico a la profecía de Jeremías sobre la duración del exilio en Babilonia (Jer 25.11-12).
23:16 encontramos que El profeta se dirige a la ciudad de Tiro como si fuera una ramera olvidada que ha perdido los encantos de su juventud, y la invita irónicamente a que trate de recuperar su antiguo poderío comercial. Is 1.7, donde el mensaje profético también se comunica en forma de canción.
Los versículos 17-18 nos muestran que a pesar de su mensaje de condenación, el profeta prevé un tiempo en que Dios permitirá a Tiro restaurar su antiguo comercio, solo que entonces sus ganancias estarán consagradas a Jehová.
POR MEDIO DE LOS JUICIOS AL REINO 24 – 27
Constantemente encontraremos como Dios trata de una y otra forma de hacer entender a su pueblo el futuro glorioso que tendrían con él, en los siguientes capítulos encontramos como Jehová le demuestra al pueblo que el único objetivo de los juicios es que ellos vuelvan a él y dejen la idolatría que a lo largo de la historia fue uno de los errores mas grandes del pueblo
I. Profecías iniciales (1 – 39).
II. Profecías sobre Emanuel (7-12)
III. Profecías sobre las naciones (13 – 23)
IV. Juicios que conducen al establecimiento del reino 24 – 27
A. Tribulaciones que abren paso al reinado del Señor de los ejércitos 24
B. Alabanza de Dios por sus obras maravillosas 25
C. Cántico de salvación 26:1 – 19
D. Indignación de Dios y reunión de Israel 26:20 – 27:1 – 13




TRIBULACIONES QUE HABREN PASO AL REINADO DEL SEÑOR 24
Los caps. 24--27 han sido considerados por algunos comentaristas como "el Apocalipsis de Isaías", por sus semejanzas con el género de literatura llamado "apocalíptico”. Este pasaje incluye alusiones a un banquete en los días últimos, al castigo de los poderes celestiales y a la resurrección de los muertos. El cap. 24 trata del juicio sobre el mundo entero (v. 1-6; cf. v. 13) y la cesación de toda alegría (v. 7-13), excepto la de los sobrevivientes (v. 14-16a). Luego vuelve al tema del juicio: hasta los poderes celestiales tendrán que dar cuenta al Señor victorioso (v. 16b-23).
Estos juicios son retributivos por los pecados del pueblo Vr 5, incluyen la captura y desolación de Jerusalén Vr. 12, en el plano histórico inmediato esta profecía se dirige hacia la cautividad Babilónica, en el plano futurista mira hacia el día de Jehová v.21y dicho versículo también hace una referencia a los astros a los que rendían culto las naciones paganas.




ALABANZAS A DIOS POR SUS OBRAS MARAVILOSAS 25
En este capitulo se encuentra una enseñanza del A. T que se traslada al N. T. v 8 es de compararse con 1Co. 15:54 y Apo. 7:17; 21:4.
En aquel día el pueblo de Dios estará contento de haberle esperado, una manera practica de bosquejar el capitulo seria el siguiente:
V. 1 – 5 son un himno de gratitud por la derrota de los enemigos
V. 6 – 9 reanuda el tema de Is. 24:21 – 23
V. 10 – 12 se refiere al castigo de Moab, considerado como figura de todos los enemigos de Jehová.
V.25:6 hace alusión al banquete mesiánico mencionado en Mt. 8:11

CÁNTICO DE SALVACIÓN 26: 1 – 19
Según los estudiosos estos versículos son un salmo compuesto de dos himnos al dividirlo en secciones quedaría de la siguiente manera.
1 – 6. Se reconoce que el triunfo de Judá debe atribuirse solo a Dios
7 – 19 Son una oración de confianza en Dios y petición de ayuda frente a los hombre y a los enemigos.
En el v19 algunos intérpretes sostienen que este pasaje es la más antigua alusión a la resurrección de los muertos.
Judá significa alabanza, por tanto es adecuado cantar un himno de alabanza en Judá v1

INDIGNACIÓN DE DIOS Y REUNION DE ISRAEL 26:20 – 27:13
En esta sección del libro encontramos que estos versículos tratan varios temas sin una clara relación entre si:
V1 Las naciones serán juzgadas
V2 – 6 Israel como la viña de Dios
V7 – 11 Israel tendrá que sufrir
V12 – 13 los israelitas derrotados volverán del cautiverio.
El v1 hace referencia a los tres poderes que habían destruido muchas naciones y que habían amenazado la seguridad de Judá y que serian destruidas.
Serpiente Veloz >> Asiria monstruos Job. 3:8
Serpiente Tortuosa >> Babilonia legendarios Sal. 74:13 - 14
Dragón del mar >> Egipto 104: 26
V12 los límites de Israel se extendían desde el río Eufrates hasta la frontera con Egipto.

LAS EXCLAMASIONES ¡AY! 28:1 – 32:24
I. Profecías iniciales (1 – 6)
II. Profecías sobre Emanuel (7 – 12)
III. Profecías sobre las naciones (13 – 23)
IV. Por medio de los juicios al reino (24 – 27)
V. Las exclamaciones del ¡Ay! 28:1 – 33:24
A. Ay de Efraín 28:1 – 13
B. Advertencia a los gobernantes de Judá 28:14 – 29
C. Ay de Ariel 29:1 – 24
D. Ay de la alianza egipcia 30:1 – 31:9
E. El rey justo que libertará 32:1 – 33:24
Los caps. 28--33, con pocas excepciones, se refieren a la crisis provocada por Asiria entre los años 705 y 701 a.C. Cuando murió el rey Sargón II (705 a.C.), heredó el trono su hijo Senaquerib. Por aquel tiempo, Ezequías, rey de Judá (Is 1.1), hizo alianza con Egipto, lo que determinó la invasión de Palestina por parte de los asirios. Los distintos mensajes de estos caps. Pueden agruparse de acuerdo con los "ayes" o anuncios de desastre con los que comienzan: Is 28.1; 29.1, 15; 30.1; 31.1; 33.1. La advertencia a Israel, el reino del Norte, en los v. 1-6, fue hecha, probablemente, antes de la caída de Samaria (721 a.C.). Aquí sirve de introducción al mensaje dirigido a Judá (v. 7-11).
¡AY! DE EFRAIN 28:1 – 13
Al reino del norte se le da el nombre de Efraín por el papel que aquella tribu asumió siempre de preponderancia, en este momento el profeta emite juicio que no tardaría en cumplirse. Esta sentencia se divide en 2 partes.
profecía de la cautividad Asiria de Efraín
es una advertencia para Judá.
La primera parte tuvo lugar aproximadamente en el año 722 a. C, quien reinaba en Israel era Óseas y fue citado por Salmasar rey de los Asirios 2Rey. 17:3 – 18.
ADVERTENCIA A LOS GOBERNANTES DE JUDÁ 28:14 – 29
Esta es la segunda parte de la sentencia y Dios habla a Judá del juicio que vendría si no se arrepentían. En el v15. Con ironía se alude en estos términos al pacto hecho con Egipto. Muerte: Hebreos mot, nombre que también designaba al dios cananeo del reino de los muertos; la frase sugiere que este dios pagano, bajo su nombre egipcio (probablemente Osiris o Set), había sido invocado como testigo de un pacto que solo podía conducir al desastre. También el v. 18. En el v16 probablemente la piedra que entendió el pueblo era el profeta mismo, el pueblo de Judá en lugar de buscar a Dios siguieron los pasos de Israel, adoptando su forma de vivir. 2Rey. 17:19
AY DE ARIEL 29:1 – 24
Aquí encontramos que Jerusalén recibe el nombre poético de Ariel que significa “el león de Dios”, y señala el terrible ataque contra Jerusalén dirigida por los asirios y encabezada por senaquerib. En el v15 se hace una referencia a los posibles planes de los dirigentes de Judá de revelarse contra Asiría con ayuda de Egipto.
AY DE LA ALIANZA EGIPCIA 30:1 – 31:9
Esta es una sentencia directa porque Judá no estaba confiando en su Dios, si no en las alianzas y en esta sección específicamente con Egipto, cerca del año 703 a.C dos años después de la muerte de Sargon II de Asiría, el objetivo era pelear contra Asiría.
30:8 tiene la orden dada por Dios dada por Dios a Isaías alrededor de los años 705 – 701 la cual era que debería poner por escrito sus profecías para que el pueblo rebelde supiera que había sido amonestado.
30:27 – 33 hablan de una época cercana al 701 a. C. cuyos acontecimientos son narrados en los capítulos 36,37
EL REY JUSTO QUE LIBERTARÁ 32:1 – 33:24
Algunos interpretes refieren esta sección al reino mesiánico, otros lo aplican a los gobernantes que habrian de llevar a cabo un gobierno justo, la referencia mas cercana la encontramos en Ezequias, quien era relativamente justo en comparación con su padre Acaz.
En el capítulo 32:9-20 encontramos que las mujeres son reprendidas por su despreocupación y frivolidad, este mensaje fue pronunciado durante la fiesta de la vendimia.
33:24 en este pasaje encontramos que según el pensamiento hebreo, la iniquidad o pecado eran la causa de las enfermedades.

INDIGNACIÓN DE JEHOVÁ 34:1 – 35:10
I. Profecías iniciales (1 – 6)
II. Profecías sobre Emanuel (7 – 12)
III. Profecías sobre las naciones (13 – 23)
IV. Por medio de los juicios al reino (24 – 27)
V. Las exclamaciones del ¡Ay! 28:1 – 33:24
VI. Indignación de Jehová y el desierto floreciente 34:1 – 35:10
A. Indignación de Jehová 34:1 – 7
B. Desierto floreciente 35:1 – 10
INDIGNACIÓN DE JEHOVÁ 34:1 – 7
Esta sección y el capítulo 35 muestran respectivamente dos aspectos de la actividad de Dios en la historia.
su juicio sobre las naciones
su acción salvadora
Ya no se trata del peligro de los Asirios (capítulo anterior) sino del tiempo posterior del exilio de Judá en Babilonia.
34:5 – 8 se dirige a Edom antiguo enemigo de Israel y símbolo en este contexto de todas las naciones impías.
EL DESIERTO FLORECIENTE 35:1 – 10
En contraste con las escenas de juicio del capítulo anterior, este poema prevé el alegre retorno de Israel después de su deportación en el año 537 a. C.
35:6,7 estos versículos les traería recuerdos del agua provista milagrosamente a Israel por su paso en el desierto, como símbolo de gran bendición.
HISTORIA DE LOS TIEMPOS DE EZEQUIAS CAP. 36 – 39
Estos capítulos aparte de darnos un trasfondo histórico de las profecías de Isaías, forman un puente entre el periodo Asirio y el periodo Babilónico, muestran como Babilonia entra en contacto con Judá primeramente y se anticipa al peligro venidero.
Estos capítulos son prácticamente idénticos a 2Rey. 18:13 – 20:19, con la excepción de Is. 38:9 – 20 que no aparece en segunda de reyes, en Isaías se omite el pasaje que relata como el rey Ezequías se rindió ante los Asirios y tuvo que pagarles un fuerte tributo 2rey. 18:14 – 16 (Sargon II rey de Asiría fue rey entre el 705 y el 681 a. C.)



I. Profecías iniciales (1 – 6)
II. Profecías sobre Emanuel (7 – 12)
III. Profecías sobre las naciones (13 – 23)
IV. Por medio de los juicios al reino (24 – 27)
V. Las exclamaciones del ¡Ay! 28:1 – 33:24
VI. Indignación de Jehová y el desierto floreciente 34:1 – 35:10
VII. Interludio histórico 36:1 – 39:8
A. La invasión de Senaquerib 36,37
B. La enfermedad y el error de Ezequías. 38,39

LA INVASIÓN A SENAQUERIB 36,37
En el año 701 Senaquerib invadió a Judá y tomo muchas de sus ciudades según los anales sirios, tomo cuarenta y seis ciudades. En el 37: nos damos cuenta que mas que un encuentro de reyes era un duelo entre Dios y Senaquerib, tanto así que mas adelante encontramos como “el ángel del Señor” hirió a 185,000 soldados Asirios, y el peligro termino.
ENFERMEDAD Y ERROR DE EZEQUIAS 38 – 39
En el capítulo 38 encontramos que Isaías le hizo saber al rey que moriría a causa de una gran enfermedad, pero luego vemos que este oró y Dios le extendió su vida por quince años más.
Merodacbaladán, rey de Babilonia envió cartas y un regalo a Ezequías, felicitándole por su recuperación, el error de Ezequías fue mostrarles todos los tesoros a los embajadores ya que esto le traería problemas graves al pueblo.
PARTE II EL CONSUELO DE DIOS
En los Cáp. Anteriores hablábamos sobre de los juicios de dios para su pueblo y aun para las naciones vecinas, desde el Cáp. 40 en adelante la profecía toma un sentido diferente. Hablando de la cautividad de su pueblo por babilonia y su glorioso retorno. Encontramos la más profunda exaltación profética del Mesías. Dando por sentado que habría un consuelo inmediato físico y lo más importante un consuelo futuro y espiritual, es así como el tema general de la segunda parte lo encontramos en el ver. 1 del Cáp. 40 ´´ consolaos. Y dicha parte la podemos dividir en 3 secciones.

Primera parte el juicio de Dios (1 – 39)
Segunda parte el consuelo de Dios (40 – 66)
I. Liberación del pueblo de dios (40 – 48)
II. El siervo sufriente como redentor (49 – 57)
III. La consumación gloriosa (58 – 66).

EL CONSUELO DE DIOS PARA EL ISRAEL LIBERTADO 40:1-31.
Como se hace mención anteriormente el ver. 1 nos da la clave para entender la segunda parte del libro.
La base del consuelo se encuentra en los ver. 3-5 y el consuelo es posible por la venida del Mesías, cabe mencionar que el ver. 3 se menciona en cada uno de los 4 evangelios en relación al ministerio de Juan el Bautista, la garantía del consuelo que se promete es la palabra de DIOS en su duración eterna ver. 6-8 y a estos versículos aludo la 1ª carta de Pedro 1:24-25, la grandeza de DIOS se describe en términos de Omnipotencia ver.12, Omnisciencia ver. 13-14 y Trascendencia ver. 15-17.
Dejando marcado el contraste ante el verdadero DIOS y los Ídolos Muertos 19-24.

EL PODER DE LA PREDICCION. 41: 1-29.
En este capitulo debemos tener en cuenta que la profecía tiene que ver primeramente con la libertad de Israel del yugo de Babilonia, en le segundo versículo se hace una referencia a Ciro en una anticipación de la profecía mas especifica de los Cáp. 44:28 45:13.
En segundo lugar se dirige a la nación de Israel ver. 8 llamándole Siervo Mío.
En el ver.21, reta a la Idolatría y en el ver. 23 habla sobre la veracidad de la profecía y la prueba suprema de que solo Jehová es el DIOS verdadero, consiste en su poder para predecir el futuro. El término traducido por redentor, Hebreos goel, designa en primer lugar al pariente más cercano, que tenía la obligación de socorrer al miembro de su familia que había perdido su libertad o su patrimonio familiar (Lv 25.47-49, y Ex 6.6 ; Rt 2.20 ; Jer 32.7). Al aplicar este vocablo al Dios de Israel, el profeta sugiere que Jehová rescatará a su pueblo de la esclavitud y le devolverá la tierra de la que había sido despojado. Cf. Is 54.5-8.



EL SIERVO DEL SEÑOR. 42:1-25.
Según los grandes estudiosos de Isaías en esta sección encontramos el primero de 4 “Cánticos Sobre el Siervo”, el segundo es 49: 1-13, el tercero 50: 4-11, el cuarto 52:13, 53:12.
“El Siervo del Señor” es el tema principal de la próxima sección 49-57, aparece ya como un tema prominente en esta sección.
En esta sección se identifica a Israel como siervo, algunos lo asocian con Ciro y otros con el Mesías.
La iglesia cristiana admite dos interpretaciones como aplicables. Israel o a un individuo, en un sentido más completo al Mesías de Israel, los judíos hasta el día de hoy el “SIERVO” lo interpretan como la nación de Israel.- El primer cántico sobre el Siervo es prominentemente personal.
“El espíritu de Dios morara en el” ver. 1, será tierno y manso ver. 2, se hace énfasis a su misión ver. 6 y su ministerio ver 7.
También encontramos: Alabanza 10-12, Juicio ver. 13-15, Promesa ver. 16, reprensión por los Ídolos ver. 17 otra relevancia al Siervo ver. 18 castigo de los pecados de Israel 22-25.
Mi siervo: En el AT reciben el título de siervo las personas que cumplen una tarea importante en el servicio de Jehová, como Moisés, Josué, David y los profetas. Jos 1.1-2; 24.29; Sal 89.20; Jer 25.4. En Is 40--55 ese título se aplica con frecuencia al pueblo de Israel. Is 41.8; 44.2,21; 45.4; 48.20. también Ro 1.1; Flp 1.1.




REDENCION 43:1-28.
Ahora se habla de la nación de Israel y DIOS lo recuerda a su pueblo que le pertenece tanto por creación como por redención ver. 1. El énfasis de Isaías sobre el monoteísmo resalta en el ver 10, la expresión “EL SANTO DE ISRAEL” ver 3, que se emplea en las 2 partes del libro muestra su relación especial, otra referencia a la redención aparece en el ver 25.
El agua y el fuego representan simbólicamente los peligros que deberán afrontar los exiliados al regresar a Jerusalén (Sal 66.12). La mención de estos dos elementos evoca probablemente el paso de los israelitas a través del Mar Rojo (Ex 14.22) y a través de los ardores del desierto (Dt 32.10).
A Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba a cambio de ti: Esta frase se refiere a los cambios históricos que hicieron posible la liberación de los israelitas cautivos en Babilonia y su retorno a la Tierra prometida. No solamente Babilonia, sino también Egipto y la región del alto Nilo cayeron bajo la dominación del imperio persa, que fue el instrumento utilizado por Jehová para devolver la libertad a su pueblo. Is 41.2

LO ABSURDO DE LA IDOLATRIA Y LOS IMPOTENTES IDOLOS 44.
En el Cáp. 49 Dios habla a su pueblo de las promesas que han de venir sobre ellos, las cuales no están basadas en lo que Israel haya hecho o vaya hacer, si no están sustentados en el amor y gracia de DIOS. Tanto a si que habla de su pueblo como elegido llamándolo en la segunda ocasión Jesurun que significa Justo Ver 2, que también se emplea en Deut.32:15 y 33: 5,26.
De nuevo DIOS hace mención de su omniciencia como prueba de que puede cumplir sus promesas (6-8). Pero no sin antes hacer una advertencia contra la Idolatría, en la cual encontramos como Isaías describe un cuadro irónico, de un hombre que toma un leño y lo ocupa parte para calentarse, otra para hacer comida y una ultima para convertirse en “dios” trabajando la madera 15,17 al final del Cáp. Encontramos la revolución Prolífica de Ciro el libertador, estando Isaías en el siglo VIII a.c. y siendo Ciro del siglo VI a.c. convierten esta profecía para los críticos como el argumento par sustentar un deutero Isaías, aunque sabemos que no fue la única vez que DIOS revelo un nombre de forma anticipada ya que lo encontramos también en 1ª Rey 13:2 referencia a Josias, lo que nos da un punta a favor para sustentar la veracidad de la revelación Profética.

EL PROPOSITO DE DIOS MEDIANTE CIRO, SU UNGIDO 45:1 – 25
Este capitulo esta estrechamente unido al 44 ya que al final se hace referencia, al principio del 45 en 2ª persona y en los siguientes Vrss hasta el 8 en 1ª persona, encontramos como Ciro es el ungido, palabra hebrea que se traduce Mesías. Es importante dejar en claro que Dios llamo a Ciro para sus propósitos aunque no queda claro si Ciro llego a conocer al dios verdadero, es notable que según la historia el imperio MEDO-PERSA no fue tan idolatra como Babilonia, sigue entonces siendo una interrogante el conocimiento cercano de Ciro hacia Dios, algunos sostenían que no Vr 4, lo que si es notable en el Cáp. 45 que Dios hace un nuevo énfasis al monoteísmo Vrs 6, 8, 21, el cual demuestra que El es el único Dios y Salvador Vr 22.
Ungido: El texto hebreo se refiere concretamente a la unción con el aceite consagrado (Sal 2.2), que habilitaba al ungido para el cumplimiento de una misión, infundiéndole el espíritu de Jehová (Is 42.1; 61.1). Por medio de esta unción se consagraba a los reyes (2 S 5.3), a los sacerdotes (Ex 29.7) y a veces también a los profetas (1 R 19.16). En el caso de Ciro se trata de una consagración para el ejercicio de la realeza.



LA CAIDA DE BABILONIA. 46.
Bel y Nebo, que se mencionan al Ppio del cap. 46 son 2 de los dioses principales para babilonia, y aquí vemos una oscona gráfica en la que los ídolos babilónicos son incapaces de defenderla y ellos mismos mismos son llevados cautivos, Bol ora el Dios Ppal de la religión babilónica y nobo el interprete de los dioses, una voz mas Dios lanza el desafió Vrs, sobre la idolatría, dejando demostrada su deidad ya que solo él es capaz de anunciar la “Porvenir desde el Principio” Vr 10.

JUICIO CONTRA EL IMPERIO BABILONICO 47:1-15
El estudio de este Cáp. Debe compararse con lo que ya ha sido dicho en los caps. 13,14.Este Imperio Babilónico, a veces llamado en la historia imperio Neo-babilónico, o imperio Caldeo, alcanza su esplendor en tiempos de Nabucudonosor , que fue quien capturo y destruyo la ciudad de Jerusalén en el año 586 a.c. esto estaba muy lejos del tiempo de Isaías. Cuando la Profecía Fue dicha, la vergüenza de la triste Caída de Babilonia se describe vividamente en la Vr 1-5, ella ha tratado al pueblo de Dios con una crueldad criminal V 6, ahora se destrucción ha venido y ninguno de sus dioses puede ayudarle 12-14.
El libro de Daniel describe alguna de sus condiciones del tiempo de Nabucudonosor y después, y el capitulo 5 de ese libro registra el cumplimiento histórico de la profecía que pronuncia Isa. En el Cáp. 47, cuando la ciudad de Babilonia fue capturada por el ejército de los MEDO-PERSA

EXHORTACIONES AL IMPENITENTE O INCREDULO .48:1-22.
En vez de sentirse preocupado por la caída de Babilonia, Israel tenia que preocuparse de su propia relación con DIOS, por cuanto DIOS había hecho saber las cosas que acontecerían, pero su pueblo no se aprovecho de tal revelación, los énfasis recurrentes de esta sección 40-48 se resumen aquí en conclusión y es de la siguiente manera.

Jehová es el único que puede predecir el futuro 3-8.
Los ídolos no pueden hacerlo 5.
Israel pasa la aflicción para ser transformado 10.
DIOS es el creador 13.
El pueblo saldría de Babilonia para que todo mundo supiera que DIOS habría redimido su gente 20.
La característica más notable de este cap. es la constante alternancia entre los anuncios de salvación y los reproches dirigidos contra los israelitas. En esta serie de reproches se incluye la falsa religiosidad (v. 1), la obstinación y falta de fe (v. 4), la propensión a la idolatría (v. 5), la arrogancia, la infidelidad y la rebeldía (v. 7-8). Al final del cap. (v. 20-21), los exiliados reciben la orden de huir de Babilonia para gozar de la libertad que Jehová concede a su pueblo.

PRIMERA PARTE EL JUICIO DE DIOS 1-39.
SEGUNDA PARTE EL CONSUELO DE DIOS 40-66.
I Liberación del Pueblo de DIOS 40-48.
II El Siervo Sufriente Como Redentor 49-57.




SALVACION DE DIOS POR MEDIO DE SU SIERVO 49:1-26.
En estas secciones encontramos como la idea del Siervo cambia constantemente a veces con referencia a Israel y otros al Mesías, en el Cáp. 49 encontramos el segundo cántico sobre el Siervo lo que nos da la pauta para referirlo al Mesías, encontrando en este Cáp. Su persona y su obra de una forma mas destacada, la primera parte habla de su exaltación ver. 1-13, y la segunda parte de la gloria que va a venir a Sion ver. 14-26.
Por medio de esta maravillosa salvación Sion ha de ser consolada, ya sabemos que la palabra Sion es el titulo frecuentemente usado en la Biblia para la ciudad de Jerusalén, que era originalmente la colina sobre la cual se levanto la ciudad, debido a la cautividad y juicio Sion se vio tentada a pensar que DIOS le había desamparado ver. 14, pero DIOS le aseguro que no es así ver. 15-16.
49.3 Algunos comentaristas consideran que la palabra Israel no se encontraba en la redacción original del poema, sino que fue introducida posteriormente para identificar al Siervo con el pueblo de Israel. Los argumentos en favor de esta hipótesis son particularmente dos: en estos cantos se presenta al Siervo con rasgos acentuadamente individuales y no como la personificación de un grupo o de una entidad colectiva; además, en el v. 5 aparece como alguien distinto de Israel, ya que a él se le encomienda la misión de hacer que las tribus de Jacob se conviertan a Jehová. Nótese, sin embargo, que el nombre Israel figura en la casi totalidad de los manuscritos Hebreos y en todas las versiones antiguas.
49.24 Estas preguntas expresan la desesperanza de los exiliados: ellos pensaban que Babilonia era demasiado poderosa para permitir que le arrebataran el botín de guerra, es decir, a los israelitas que habían sido llevados al cautiverio. Jehová responde que él es más fuerte que todos los tiranos y que tiene poder suficiente para quitarles lo que habían conquistado.









EL SIERVO SUFRIENTE 50:1-11.
Este capitulo se divide en dos partes las cuales son:
1. Vendidos por sus propios pecados 1-3.
2. El tercer cántico sobre el Siervo 4-11.
Jehová confronta al pueblo de manera que le demuestra que él no le a rechazado sino por el contrario todo lo que le sucede es por su propio pecado al haberse apartado de DIOS, la expresión “vino” se refleja en 2 partes.
1. Vino, por medio de los profetas. Heb. 1:1.
2. Posteriormente por el Siervo mismo, su amado hijo. Heb. 1:2.
Pero Israel no dio respuesta alguna, incluso Cristo mismo cuando vino fue rechazado.
En la segunda parte del cántico, se nos da una alusión anticipada del Siervo sufriente descrito más ampliamente en el Cáp. 53, hablando en primera persona el Siervo se describe a si mismo.
El capitulo termina con una mención de tipo doble sobre los 2 caminos, el de confianza ver. 10 y el de dolor ver. 11, estos conducen en primer lugar a la paz y a la salvación y en segundo lugar a la destrucción.
50.1 Jehová refuta a los israelitas que lo acusan de haber rechazado a Israel sin motivo suficiente y de una manera definitiva. En realidad, ha habido una separación transitoria, pero no un divorcio, y, por lo tanto, no existe ningún impedimento para que la unión matrimonial pueda rehacerse (Dt 24.1-4; Jer 3.1,8). Además, Jehová no se ha comportado como un padre de familia que vende a sus hijos como esclavos para pagar sus deudas (Ex 21.7; 2 R 4.1; Neh 5.5).


EXHORTACIONES A QUIENES SIGUEN LA JUSTICIA 51:1-23.
En este capitulo encontramos que las exhortaciones previas iban dirigidas a la nación en bloque, mientras que estas van dirigidas al residuo fiel y piadoso, a aquellos que siguen la justicia ver. 1-8, tres veces en estos ocho versículos DIOS por medio de su profeta, pide a su pueblo que escuche ver. 1,4,7, en los versículos posteriores 51:9-17 pide que se despierte y entienda que las aflicciones y la ira de DIOS no vendrían mas sobre ellos sino que por el contrario el brazo fuerte de Jehová estaba extendido para ayudar y restaurar al pueblo y todos sus angustiadores recibirán su retribución ver. 22-23.


EL GOZO DE SION POR LA LIBERACION DEL SEÑOR 52:1-12.
Igual que en el capitulo anterior en este encontramos de una manera ilativa como pide a Jerusalén que se levante, y aquí vemos a Jerusalén descrita como una mujer bella que se encuentra postrada en el polvo, pero que va a levantarse y sentarse en su trono, el trono que DIOS le ha preparado ver. 2, se describe al Heraldo como viniendo de las montañas para proclamar el reinado de DIOS ver.7, una aplicación similar hace el Apóstol Pablo en Roma 10.15.
52.11 Los que lleváis los utensilios de Jehová: es decir, los sacerdotes encargados de llevar de nuevo a Jerusalén los objetos sagrados que Nabucodonosor se había llevado a Babilonia como botín de guerra. Esd 1.7.
52.12 El éxodo de Egipto se había realizado a toda prisa y en medio del temor (Ex 12.11,33-34; Dt 16.3). La salida de Babilonia, en cambio, no será una fuga precipitada sino un retorno triunfal a la Tierra prometida. Cf. Is 41.17-20.

CUARTO CANTICO SOBRE EL SIERVO 52:13-53:12.
Este capitulo es uno de los que ha sido más estudiado que cualquier otro del libro de Isaías y de los de carácter mesiánico a causado controversia entre los que afirman que se refiere a Jesucristo y los que lo niegan, cabe mencionar que desde el punto de vista Judío no tiene ninguna perspectiva o referencia a Jesucristo, por lo cual en esta sección estudiaremos las demostraciones de que el capitulo en verdad se refiere a Cristo la comparación con otros pasajes proféticos nos demuestra que es mesiánico, desde Gen. 3:15 DIOS en su palabra traza la línea de la descendencia del redentor y sigue añadiendo detalles y aspectos del mismo, algunos pasajes que pueden compararse con este son: Salmo 22 (Salmo de la cruz ), Salmo 69, Dan. 9:26, Zac. 9:9;12:10;13:7, también se puede añadir que este Cáp. Es la culminación de otros pasajes similares de Isaías como: 42:4; 49:9; 50:6
Aunque ninguna prueba es tan importante como el N.T que declara expresamente que es una profecía de Jesucristo, hay por lo menos 80 referencias a Isaías (Directos o Indirectos), y la gran mayoría se refieren a este pasaje cuando Felipe se encontró con el Etiope este le pregunta ¿de qué habla el profeta?

En el N.T. encontramos al menos 6 citas directas de este capitulo.
52:15 Se cita en Rom. 15:21.
53:1 Se cita en Jn. 12:38 y Rom. 10:16
53:4 Se cita en Mat. 8:17.
53:5,6 Se cita en 1ª Ped. 2:22-25.
53:7,8 Se cita en Hechos 8:32-33.
53:12 Se cita en Mrc. 15:28 y Luc. 22:37.
Además de estas citas específicas hay otras que se encuentran relacionadas a estos capítulos de una forma indirecta, por lo que mencionamos algunas comparaciones útiles para este estudio.
Rom. 4:25 con el ver. 5.
1ª de Pedro 1:19 con el ver. 7.
Apoca. 5:6 con el ver. 7.
Apoca. 7:14 con el ver. 7.
Juan 1:29,36 con los ver. 7,11.
1ª Cor. 15:3,4 con los ver. 8,11.
2ª Cor. 5:21 con los ver. 8,11.
El comentarista Alemán del siglo XIX Franz Delitsch, dijo “todas las referencias al cordero surgen de este pasaje del libro de Isaías, la tipología muda de la pascua encuentra ahora una lengua para hablar”.

ESTRUCTURA DEL CAPITULO 53.
Se ha llamado a este capitulo “El Lugar Santísimo” de Isaías, Policarpio un escritor de la iglesia primitiva se refirió al libro como “La Pasión Dorada del Antiguo Testamento” y constituye el gran eslabón de conexión entre el Salmo 22 (el Salmo de la cruz) y el Salmo 110 (el Salmo del sacerdocio real de Jesucristo).
El capitulo 53 en verdad debería empezar en 52:13 y el pasaje dividido en 5 partes, cada uno de ellos conteniendo 3 versículos, nos quedaría un bosquejo de la siguiente manera:
El Siervo Exaltado 52:13-15.
El Siervo Despreciado 53:1-3.
El Siervo Herido 53:4-6.
El Siervo Desechado 53:7-9.
El Siervo Satisfecho 53:10-12.




EL SIERVO EXALTADO 52:13-15.
Esta sección generalmente se considera como el punto culminante de la profecía hebrea y nos da un sumario de toda la profecía, Robinsón dice. “Los pensamientos mas profundos en la revelación del A.T, se encuentran en esta sección ocupan el lugar en la profecía mesiánica”.
Esta sección nos describe 2 tiempos importantes uno de sufrimiento y otro de gloria o exaltación descrita en Filip. 2:8-11, la desfiguración como se describe en Mt.26:67-68 y en 27:27-30 causarían un gran asombro, solo que dicho sacrificio lo llevaría a la gloria.

EL SIERVO DESPRECIADO 53:1-3.
Según el pensamiento Judío los primeros versículos son un cuadro de la gloria futura de Israel, esta profecía si es para ellos pero en un día futuro de expiación.
Se describe la humillación y pequeñez del Señor Jesucristo quien habría de pensar que aquella “Raíz de Tierra Seca” aquella planta débil, aquel no deseado, aquel despreciado y rechazado, pueda ser el Mesías.
Esta profecía nos demuestra que el Señor no apareciera de manera que pudiera atraer al hombre natural, sino una humildad total, aunque el poder de su deidad se destacaba de modo evidente, no había brillo alguno alrededor de su persona.
“Sin Atractivo para que le deseemos” es el veredicto del desprecio casi universal, a excepción de aquellos a quienes el padre en su gracia atrajo hacia el amado hijo Jn. 6:44.
Las `palabras del ver. 3 han captado la imaginación de los hombres en todas partes, parece inconcebible para ciertas personas que el Señor Jesucristo fuese despreciado de tal manera.
En los momentos cruciales del Señor solo estaban con él algunos discípulos, las mujeres piadosas, que le sirvieron en sus necesidades, el Centurión Romano, la mujer Siro-Fenicia, de ahí la gran multitud gritaba crusificalo, los demás le seguían durante el tiempo de su ministerio para ver algún milagro o comer los milagrosos panes.






EL SIERVO HERIDO 53:4-6.
En esta sección encontramos la identificación de Cristo con la humanidad, el Señor se mezcla amorosamente con las penas y aflicciones de los hombres.
El versículo 4 nos hace una aclaración muy importante; sus sufrimientos no fueron por el mismo, sino por nosotros, en respuesta el pueblo pensó que él merecía la muerte y fue acusado y condenado por blasfemia.
En su infinita misericordia DIOS preparo una salvación para nosotros, la expresión “Cargo en El” significa literalmente. “golpear con gran fuerza” esto lo explica pablo en 2ª de cor. 5.: 21. “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él”

EL SIERVO DESECHADO 53: 7-9.
La sumisión mansa de cristo frente al sumo sacerdote y pilato. Se prefiguran en el Vr. 7, aquí en verdad como dolitsch dijo “la pascua encuentra una lengua”, ya que desde el tiempo de moisés los corderos para la pascua eran sacrificados. Este evento se descubre de forma totalmente clara a la luz de Juan 1:29. “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”

EL SIERVO SATISFECHO 53: 10-12.
Esta sección sierra con la consumación total de la misión de cristo, su sacrificio vicario a favor de la humanidad. Lo que cristo sufrió fue trágico ya que lo tomaron con manos perversas y lo crucificaron, sin embargo Dios, en aquella tragedia estaba llevando a cabo su propósito soberano de gracia, como lo describe el ver. 10
El señor Jesucristo pudo contemplar más allá del sufrimiento como lo demuestra heb.12:2, el señor Jesucristo, tenía a la vista la gran multitud de hijos que habría de llevar a la gloria heb. 12: 10.
La profecía se cierra con el mismo pensamiento con que empezó, con la exaltación tras el sufrimiento. En este pasaje vemos aun tiempo los dos temas principales de la profecía del A.T. es decir los sufrimientos de cristo y las glorias que vendrían tras ellos 1ª p. 1:11.
El señor Jesucristo se revela con toda la tragedia triste-alegre de su triunfo en la muerte de sustitución, en la muerte de sacrificio y también en el gozo y triunfo puro de su resurrección corporal y gloriosa.
El siervo de Jehová es el cristo del calvario y de la tumba vacía.

RESTAURACION POR MEDIO DE LA REDENCION 54.
La redención es un asunto costoso, incluye sacrificio y sufrimiento como lo hemos visto en el Cáp. Anterior.
Pero acarrea bendición y gozo, la atmósfera del Cáp. 54 es la de los cautivos redimidos cantando y gozándose.
Aquí se ve la nación como desierta, desolada, como una esposa abandonada que se restaura a la comunión y a la bendición Cáp.54
En este pasaje encontramos que hay un lenguaje figurativo. Israel aparece comparado más de una vez con una esposa, Dios tiene una relación con Israel que nunca ha tenido ni tendrá con ninguna otra nación ver. 5 y en Rom.11:11 este pasaje de Isaías habla del recibimiento de Israel, de su restauración al lugar de la bendición, la cual no puede dejar de afectar a las naciones y a todo el mundo.
Una fase del evangelismo de Isaías se ve en su énfasis en lo universal, el tenia una visión mas amplia que cualquier otro escritor del A.T. la salvación es para los gentiles tanto como para los judíos “tu simiente heredará gente (gentiles)” Vr.3 “Dios de toda la tierra será llamado” ver.5

LLAMAMIENTO A LOS SEDIENTOS 55.
Aquí encontramos otro de los pasajes mas conocidos. Del libro de Isaías, donde la palabra de Dios refleja, y esta llena de una misericordiosa apelación, el único requisito para llegar a Dios es una sed abrasadoras. Esta sección contiene una de las anticipaciones más hermosas de la predicación evangelistica. De esta era que se encuentra en el A. t.
La salvación es gratis ver.1 buscad a Jehová mientras pueda ser hallado, llamadle en tanto este cercano ver.16 estas palabras son tan significativas hoy en día como hace 2 mil años, y sobre todo la seguridad que la palabra será cumplida ver. 11.
55.1-2 Por la vivacidad de su estilo, se ha comparado esta invitación con los gritos de los aguateros y de otros vendedores, tan comunes en el Oriente próximo. Es Comparable también con Pr 9.1-6, donde la Sabiduría personificada invita a los transeúntes a participar de su banquete.



EXHORTACIONES MORALES EN VISTA DE LA SALVACION DE DIOS 56.
Esta sección es un llamado a la santidad. Santidad que debía ser manifiesta por medio del cumplimiento en guardar el sábado o día de reposo, una bendición especial se pronuncia sobre aquellos que guardan el día y no lo quebrantan ver. 2.
Aquellos que guardan el día del señor debidamente, estarán gozosos en la casa de oración, Y las ofrendas que traigan serán aceptas al señor.
El ver. 7 termina con la nota universal otra vez “mi casa, casa de oración será llamada a todos los pueblos;”.
Los v. 3-8 atestiguan que en la comunidad de Israel habían surgido dudas acerca de quiénes podían pertenecer al pueblo de Dios. El profeta responde que también el extranjero y el eunuco (v. 3) pueden ser miembros de ese pueblo si se convierten al verdadero Dios y cumplen sus mandamientos.
56.10 Los guardianes son los jefes de la comunidad, denunciados aquí por su incompetencia, su holgazanería y su inclinación a los excesos en la comida y en la bebida. Jer 2.8
Los últimos 5 versículos de este Cáp. Son un eslabón con el Cáp. 57.

CONTRASTE ENTRE LOS CONTRITOS Y PERVERSOS 57.
Cuando la salvación de Jehová se da a conocer a los hombres, siempre hay quien la acepta y quien la rechaza, en el tiempo de Isaías habían personas que no se preocupaban por el juicio que había de venir durante la cautividad, tampoco en los días posteriores a Isaías, no entendían que el hombre justo que moraría era “quitado del mal que había de venir” 57:1.
Una de las causas principales de la cautividad Babilónica fue la idolatría de los Israelitas.- En ese horno de la aflicción ellos fueron purgados de su amor por los ídolos, así que desde entonces no han caído en ese mal, aunque antes de eso lo habían hecho frecuentemente desde los días del Éxodo, por lo tanto el punto de vista del Cáp. 57 es pre-exilico.
La gente de Judá había caído en la clase de idolatría mas aborrecida, sacrificando sus propios niños en los altares, de los Dioses falsos Ver. 5.
Sin embargo, incrustado en este antecedente tan negro, hay una joya brillante, como hemos visto Isaías contiene pasajes de belleza trascendente respecto de la personalidad de DIOS, son hermosamente trascendentes por que son verdaderas y por que presentan a DIOS en su gracia condescendiente ver. 15, el pre-requisito absoluto para el compañerismo con DIOS es la humildad.
Se piensa de los soberanos de la tierra como de aquellos, que viven con los orgullosos y exaltados, el gran soberano de todos habita con los humildes, con el creyente humilde, lo que resulta consolador y animador para el corazón que cree y confía, un verdadero concepto de DIOS, como lo describe Isaías en el Cáp. 6 hablando de su propia experiencia, provocara la contrición y la humildad.
El contraste entre el contrito y el impío se describe en los versículos finales, ver. 20.
Esta sección del libro termina con la expresión “No hay paz, dijo mi DIOS, para los impíos,” ver.21.


PRIMERA PARTE, El Juicio de DIOS Sobre Israel. 1-39.
SEGUNDA PARTE, Consuelo de DIOS Para Israel. 40-66.
I. Liberación del pueblo de DIOS. 40-48.
II. El Siervo Sufriente Como Redentor. 49-57.
III. La Gloriosa Consumación. 58-66.
El sufrimiento siempre precede a la gloria. Isaías sobresalió por cierto entre los profetas que “Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, Escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos” 1Pe. 1:10 – 11. asi que esta sección de la gloria furtura sigue a la del siervo sufriente del Señor. A si que todavía es cierto que el verdadero cristiano debe como su Señor experimentar primero el sufrimiento en pruebas luchas y adversidades, para luego disfrutar la gloria

AREPENTIMIENTO SEGUIDO DE BENDICION. 58.
El pueblo observaba la religión exteriormente, pero sus corazones estaban lejos de DIOS, el ayuno lo hacían de una forma legalista (3-4), la Biblia no dice “orad y Trabajad” si no “orad y ayunad”.
No hay beneficio en el ayunó si empleamos el tiempo como siempre, en el trabajo y los placeres, tiene valor solo como un medio para la oración concentrada e ininterrumpida, el ayuno no es una manipulación mecánica de la deidad para obtener los resultados que nosotros deseamos.- Eso es magia, no verdadera religión, nosotros no forzamos a DIOS con nuestro ayuno, si no que podemos entonces rogarle con mas humildad y vehemencia.
El verdadero ayuno consiste de una actitud adecuada de amabilidad y justicia, generosidad y atención propia al compañerismo de familia “no te escondas de tu carne”. A veces es más fácil huir de la vida a la seclusión que enfrentarse a ella con un verdadero Espíritu de amor semejante a Cristo.
El verdadero ayuno producirá luz, no oscuridad Ver. 8-12. acarreará gozo y buena salud Ver.8. Traerá los resultados esperados: seguridad de que Dios oye
58.3 En los primeros tiempos, la proclamación de un día de ayuno estaba reservada para los tiempos de calamidad nacional (Jer 36.9; Jl 1.14; 2.12, 15); pero después de la destrucción de Jerusalén en el 587 a.C., se establecieron días fijos para dicha práctica (Zac 7.1-7; 8.19). Lv 23.27.


EL PECADO Y LA SALVACION. 59.

En esta sección encontramos del capitulo 1 – 8 amonestación en contra del pecado. Los dos primeros versículos proclaman el principio importante de que la falta de salvación no se debe a la falta de poder de Dios “no se ha cortado la mano de Dios para salvar”. Ni tampoco por falta de deseo “ni se ha agravado su oído para no oír”, sino mas bien por causa del pecado del hombre “vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar su rostro de vosotros”. El pecado es lo único que separa al hombre de Dios.
La profundidad del pecado se describe en términos muy vividos en los versículos 3 – 8. Los últimos dos versículos se citan en Romanos 3: 15 – 17. En una figura del hombre natural apartado de Dios
Del Ver. 9 – 15. Conciente de sus pecados Israel los confiesa Dios, la confesión es siempre el camino que conduce del pecado a la salvación. De los Vers. 16 – 21. Encontramos que aunque no había hombre que intercediera, Dios mismo obro la salvación. La confesión del pueblo preparó el camino para que Dios lo hiciera. Esta promesa se dio para los que confían en él “porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él” Ver. 19

LA GLORIA DE ISRAEL. 60.
Los primeros tres versículos del Cáp. 60 muestran la venida de la luz, la cual es una reminiscencia del Cáp. 9 y también se refiere al Mesías, Pablo usa la misma expresión precisamente en 2ª de cor. 4:6.
Lo restante del capitulo describen en algún detalle el homenaje que los gentiles, dispensan a Israel en el futuro, la justicia de DIOS requiere justa retribución por el maltrato que se le ha dado a Israel en el pasado por parte de muchas naciones.
Cambios asombrosos aguardan a esta tierra, cambios morales, políticos, económicos, por que cuando DIOS obra en su soberana voluntad y con su propósito soberano, según se describe en estas profecías, Israel será lo que DIOS quiere que sea, esto es un testigo suyo en la tierra.
Cuando Israel aparezca como lo que debe de ser, y cuando los gentiles asuman su lugar señalado en relación con el pueblo de Israel, entonces se registrara la paz verdadera y la justicia verdadera en esta tierra, pero todo ello sin embargo depende de una persona, esa persona que no puede ser otra que el Mesías.
60.6 Madián: Véase Ex 2.15 Efa era una tribu madianita (Gn 25.4; 1 Cr 1.33). Sabá se encontraba en la Arabia meridional, en lo que hoy es la región del Yémen, y era famosa por su oro y su incienso ( Sal 72.10,15; Jer 6.20; Ez 27.22).


LA BENDICION DE LA SALVACION. 61.
El versículo primero y el principio del segundo fueron citados por Cristo en la sinagoga en Nazareth declarando que se cumplían con El, Lucas. 4:16-21.
Cristo se detuvo en el “año de la buena voluntad de Jehová” por que eso describía la salvación que el proveía en su primera venida “El día de venganza de nuestro DIOS” se refiere a la segunda venida.
No cabe duda que los primeros tres versículos del capitulo cuentan la misión de Cristo, se trataba del que proclamaba una liberación mucho mas grande que la liberación que tuviera lugar en Babilonia o de la que pudiera venir como consecuencia de cualquier otra clase de enemigos.
Los versículos 4-8 describen los beneficios de la misión, del Mesías sobre Israel.
La nación que DIOS había propuesto convertir en su origen en un reino de sacerdotes Ex. 19:6, el ver. 9 indica el efecto de su misión sobre este mundo y el Cáp. Termina con el cántico de Gozo del Señor.

LA SALVACION DE ISRAEL. 62.
La Jerusalén que se describe aquí ha hecho un buen camino desde la “Sodoma” del Cáp. 1º, esta es Jerusalén como DIOS quiere que sea, como DIOS hará que sea “corona de gloria en la mano de Jehová” ver. 3, los nuevos nombres que DIOS da a la ciudad y a la tierra indican el contraste con su condición anterior de desolamiento, soledad y abandono, Hetzi-Ba significa “mí deleite esta en ella”, mientras que Beula significa “desposada” ver.4, y el versículo siguiente nos da la explicación.
La palabra de DIOS ha de ser cumplida, y ningún sentido de espiritualización ni de alegorización puede destruir el plan claro y el intento de DIOS, Jerusalén no puede significar aquí la Jerusalén Celestial, y mucho menos la iglesia.
La expresión anteriormente usada de camino aparece de nuevo para describir de manera grafica el retorno del pueblo a Sion, cuando un camino se haya construido DIOS vendrá rápidamente en salvación, entonces su pueblo será llamado “pueblo santo, redimidos de Jehová” y Jerusalén será llamada “ciudad buscada y no desamparada” ver. 12.





EL DIA DE VENGANZA. 63.
Los primeros 3 versículos a menudo se usan como la base para sermones evangelisticos sobre la muerte de Cristo, cuyos vestidos están manchados con su propia sangre, derramada por la salvación de los pecadores.
Pero aun la lectura superficial del pasaje, nos muestra que esta referencia es acerca de la destrucción de los enemigos de DIOS, es la sangre de ellos no la de Cristo, la que se derrama.
Este pasaje se aplica a la segunda venida de Cristo para juzgar, no a la primera en sacrificio.
Del versículo 7-19 de esta sección encontramos lo que algunos exegetas llaman la oración y la alabanza del remanente fiel encontramos la mención de “las misericordias de Jehová” vr.7 Este cuadro nos refleja que la justicia no puede prevalecer, a menos que sea derribada la maldad.
El juicio de quienes obran mal dará como consecuencia, a la libertad del pueblo oprimido de Dios, de aquí que surja el cántico de amor de Dios. En estos vr. 7-19 encontramos un resumen de la historia de Israel y se refleja, una nueva llamada o apelación a que Dios salve como en los dioses de antaño, la liberación de Egipto en los días de moisés, se contempla como paralelo de la liberación que se avecina y espera. El punto de vista aquí es definitivamente el exilio. Las tribus necesitan ser retornados (vr. 17). Pues “nuestros enemigos han hallado el santuario” vr. 18.
Los vr. 10 y 11 son de especial interés puesto que son el único lugar en el antiguo testamento donde la expresión “espíritu santo”, se usa como el espíritu de Dios excepto salmo 51:11.
.

ORACION POR LA MANIFESTACION DE DIOS 64.
En los Cáp. Finales de Isaías 64-66 aparece una mezcla de condenación y gloria en una forma a la que viene acostumbrada la inspiración profética a lo largo del libro.
El Cáp. 64 prosigue las aspiraciones del remanente fiel, de Israel y el Cáp. 65 contiene la contestación de Jehová a la oración de ellos. El capitulo final (66) revela aquellos juicios finales de Dios al restaurar Israel, y la venganza que cae sobre los transgresores.
En el Cáp. 64 encontramos que el remanente fiel de la nación, perfectamente conocedor del poder de Dios en la historia pasada de la nación, expresa su ansiedad por que se repita en su propio tiempo el vr 4 es un infundió de aliento para el pueblo sabiendo que las obras de Dios son maravillosas e impredecibles en su accionar ya que el es soberano y actúa como quiere. Vale la pena mencionar que este versículo probablemente inspiro al apóstol pablo en I cor. 2:9 en el vr. 8 encontramos la figura del alfarero y el barro. La cual siempre ha tenido su atractivo, dicha figura jeremías la desarrolla más vividamente.
En los vr. 10 y 11 parece indicarse muy claramente el punto, de vista de la cautividad babilónica, la invasión a siria de los días de Isaías (siglo octavo AC) había causado mucha desolación ha judá, pero el templo quemado, eso parece requerir la destrucción de Jerusalén por las babilonias en el año 586 AC.





LA RESPUESTA DE DIOS 65.
En su contestación Dios destaca el hecho de la rebelión de la nación de Israel, una nación que en vez de oír a Jehová, se están hundiendo. Mas profundamente en la idolatría y uno de los peores rasgos de su actitud pecadora la constituye el justificarse a si mismos de una manera engañosa e hipócrita. Creyéndose a un mas santos que Dios mismo vr. 5 “soy mas santo que tu “.
Sin embargo Dios no abandona a su pueblo, por que siempre hay un residuo fiel, el verdadero Israel, esto nos lo deja ver claramente en el vr. 8 y 10, y Dios no los destruirá si no que les levantara semilla o descendencia para heredar las promesas, los versículos siguientes nos muestran el contraste entre la condenación y la gloria de Dios.
Termina el Cáp. Con una descripción posterior de las bendiciones del reino y del último versículo es similar a la descripción que hace el Cáp. 11 sobre el milenio, lo mismo que en el Cáp. 2 y en cualquier otro lugar el “monte” se refiere al reinado de Dios, y las diversas referencias al mismo enseñan que se trata de un reinado universal. Daniel que desarrolla el mismo pensamiento, habla de la piedra que se convierte en “un gran monte que llena toda la tierra” Dn. 2: 35 la edad mesiánica se describe como un tiempo de regocijo y la longevidad de vida vr. 18-20, de prosperidad y paz, 21-25.


MENSAJE FINAL DE CONSUELO. 66
Los primeros versículos del cap. 66 los cita estaban en su discurso delante del concilio judío, hech, 7: 49,50, con el objetivo de hacer destacar la omnipresencia de Dios, el no puede estar contenido o encerrado en un edificio. Por muy grandioso que sea, Salomón se dio cuenta de ello cuando dedicó el templo a Dios I rey 8: 27.
En esta sección se emite una advertencia a los impíos que debido a su persistencia en el pecado, sus mismos sacrificios a Dios en el templo son pecaminosos.
Sin embargo, Jerusalén se gozara todavía por que Dios “extenderá sobre ella su paz como un rió” vr. 12, Israel será restaurado desde los lugares lejanos de donde fue esparcido vr 20 y los transgresores recibirán su oportuno castigo vr 24. La Pregunta “¿nacerá una nación de una vez?” v. 8 recibió una respuesta inesperada El 15 de mayo de 1948. Cuando la nueva nación de Israel súbitamente y sin que Nadie lo esperara volvió a surgir, después de casi exactamente 2 mil años de una Existencia no independiente (desde el año 63 AC) de seguro que todo esta listo, como nunca antes en esta era, para la segunda venida de Cristo
Pero la bendición futura para el pueblo de Dios en “los cielos nuevos y la nueva tierra” v. 22 con “toda carne” adorándolo a El v. 23 debe ser inevitablemente acompañada por el castigo de los malos.



1 comentario:

  1. me parece exelente aporte a la teologia, esta ultima publicacion.
    Felicito al Lic. Martinez , por este escrito.
    Dios le bendiga siempre.

    ResponderEliminar